Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas permite destinar 1.700 millones contra el ataque a los bancos búlgaros

Siete detenidos por un compló para desestabilizar el sistema bancario del país

La Comisión Europea ha autorizado al Gobierno de Bulgaria a poner en marcha un plan de liquidez para los bancos del país por 3.300 millones de levas (1.700 millones de euros). La línea de crédito al Estado es "proporcional y adecuada con la necesidad de asegurar liquidez suficiente a sector bancario en las actuales circunstancias". El Ejecutivo del país asegura que con ese dinero podrá responder "a los ataques de carácter especulativo de la semana pasada", supuestamente concertados para provocar una crisis financiera en el país.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha acogido con satisfacción esta medida por considerar que estabilizará el sistema bancario búlgaro. Bruselas considera que "el sistema bancario búlgaro está bien capitalizado y tiene altos niveles de liquidez en comparación con sus homólogos en otros Estados miembros" y cree que los problemas vienen de "acontecimientos externos, no relacionados con la banca".

El presidente del país, Rossen Plevneliev, se vio forzado a negar este domingo que los bancos del país estuviesen al borde del colapso. La declaración coincidió con la detención de seis personas en el país acusadas de "extender información falsa" sobre varios bancos. La semana pasada se produjeron "ataques" a dos de los mayores bancos del país que instaban a los clientes a retirar sus depósitos. La afluencia masiva de clientes para retirar dinero obligó a cerrarlos temporalmente.

La Agencia Nacional de Seguridad de Bulgaria ha informado este lunes de la detención de dos nuevas personas en relación con un presunto compló dirigido a desestabilizar el sistema financiero del país mediante la difusión de manera concertada de falsas informaciones a través de Internet y de teléfonos móviles.

La agencia ha informado de que la detención de estas dos personas, ambas de nacionalidad búlgara, se ha llevado a cabo en Sofía en el transcurso de una operación iniciada tras detectar la creación de una red de empresas de servicios de mercadotecnia responsables del envío de cientos de mensajes bajo el título de "Boletín informativo de los riegos para los depósitos en los bancos búlgaros".

En este boletín, los detenidos habrían difundido informaciones sobre los problemas de liquidez que atraviesan algunas entidades búlgaras, como CorpBank, cuarto mayor banco del país, que tuvo que ser intervenido por el Gobierno la semana pasada y podría acabar siendo nacionalizado si sus accionistas de referencia no se ponen de acuerdo en un plan de recapitalización.

Asimismo, los presuntos conspiradores habrían difundido informaciones acerca de la delicada situación del Fondo de Garantía de Depósitos de Bulgaria, que no contaría con capacidad para salvaguardar los ahorros de los ciudadanos en caso de que los problemas de los bancos del país se agravasen.

Más arrestos el fin de semana

Estas nuevas detenciones tienen lugar después de que la Policía búlgara arrestara a otras cinco personas durante el fin de semana después de que la semana pasada tuviese lugar una segunda retirada masiva de depósitos por ciudadanos que hicieron cola a las puertas de las oficinas de los bancos por temor a perder sus ahorros.

Asimismo, en los últimos días el tercer mayor banco por volumen de préstamos, Primer Banco de Inversiones, sufrió también una importante fuga, lo que provocó que el Banco Central advirtiera de un ataque sistemático contra el sistema bancario.

Por otro lado, el presidente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, ha afirmado que disolverá el Parlamento y ha fijado el 6 de agosto como la fecha de nombramiento de un nuevo Gobierno en funciones que conduzca a Bulgaria a unas elecciones parlamentarias previamente acordadas por los partidos políticos para el próximo 5 de octubre.

Plevneliev ha señalado este domingo que las instituciones y los partidos políticos de Bulgaria apoyan los esfuerzos para estabilizar el sistema bancario y que los ciudadanos no tienen por qué temer por sus ahorros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >