CUENTAS PÚBLICAS

El Gobierno del PP reduce por primera vez el techo de gasto del Estado

Confía en la recuperación, el menor pago en intereses y la rebaja del paro para reducir el déficit

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.F. Alvarado (EFE)

El Gobierno ha aprobado el primer recorte en el techo de gasto del Estado desde que el PP llegó al poder a finales de 2011 y con las cuentas de 2012 ya avanzadas por el anterior Ejecutivo. Así, tras aumentar el desembolso en 2013 y 2014 por la escalada de los costes de financiación y el persistente auge del paro, el Consejo de Ministros ha rebajado en un 3,2% el límite de gasto para 2015, hasta los 129.060 millones de euros. Con esta cifra, que es el primer paso y sirve de base para elaborar el presupuesto del próximo ejercicio, el gabinete de Mariano Rajoy confía en alcanzar el objetivo de déficit, fijado en el 4,2% del PIB para el conjunto de las Administraciones y en el 2,9% para la Administración central.

Más información
La recuperación tropieza con el ajuste del gasto público al cierre de 2013
Montoro alardea del aumento de la recaudación
El Gobierno aprueba el techo de gasto para 2013 con toda la oposición en contra
El Gobierno recorta las deducciones fiscales para salvar el déficit público
El triple salto fiscal de Montoro

Este recorte del gasto, según ha insistido en varias ocasiones el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no implicará más recortes de la protección social en España, muy mermada a lo largo de la crisis. Frente al recurso de la tijera, el ministro ha asegurado que, por una parte, el esperado regreso a la creación de empleo permitirá reducir el desembolso en prestaciones por el paro. Por la otra, el fuerte descenso de los costes de financiación, que están en mínimos con los tipos de interés en niveles desconocidos hasta la fecha, permitirá pagar menos por la elevada deuda que ha acumulado el país. Estas dos partidas son, junto a las pensiones, las de mayor peso en los presupuestos. A este respecto, el Gobierno también ha reformado el sistema de pensiones, lo que ha permitido frenar el aumento del gasto en prestaciones a su ritmo más bajo en tres décadas.

"No es lo mismo leer estas cifras en recesión que en un momento de recuperación donde empieza la creación de empleo", ha insistido el ministro. Según ha defendido, es el crecimiento económico "lo que hace compatible que se puedan reducir los impuestos y seguir con la contención del gasto público", ya que "la reducción del déficit público es inexcusable", ha recordado.

Fuente: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas
Fuente: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas

Sobre cómo cumplirá el Gobierno el objetivo comprometido ante Bruselas de reducir el déficit, las cuentas avanzadas este viernes apuntan a que la corrección vendrá más de la mano de los ingresos que de recortes de gasto. En concreto, Hacienda confía en un avance de la recaudación del 4,3% en 2015, hasta los 133.712 millones de euros. Este incremento, equivalente a 4.300 millones, tendrá lugar pese a que entrará en vigor la primera de las rebajas del IRPF que están previstas en la reforma fiscal. No obstante, el Ejecutivo espera que la recuperación del PIB y la mayor actividad hagan que los trabajadores y empresas paguen también más impuestos.

Del lado del gasto, cifra a la que se llega tras sumar el déficit esperado de 30.959 millones a los ingresos y restar las transferencias a las comunidades (32.941 millones) y otros ajustes (2.670 millones), el resultado supone un recorte de 4.200 millones con respecto a 2013.

Entre los 4.300 de ingresos adicionales y el alivio de 4.200 millones en el gasto, el Gobierno contará con 8.500 millones de euros para reducir el déficit, suficiente para cumplir el objetivo de déficit, que tiene que bajar en 8.600 millones en 2015.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS