El Tesoro aprovecha la racha y pide prestado otros 4.557 millones en bonos

El interés a tres años sube ligeramente al 1,055%, pero toca mínimos en los títulos a 15 años

Una lámpara de luz negra ilumina los distintivos de seguridad de los nuevos billetes de 10 euros, durante su presentación en el Bundesbank.
Una lámpara de luz negra ilumina los distintivos de seguridad de los nuevos billetes de 10 euros, durante su presentación en el Bundesbank.BORIS ROESSLER (EFE)

El Tesoro Público ha vuelto este jueves al mercado en una subasta de deuda a medio y largo plazo. En ella, el instituto emisor ha pedido prestado un total de 4.557 millones y ha logrado mantener la racha en lo relativo a la demanda y a los tipos de interés, aunque no ha logrado marcar nuevos mínimos en todos los títulos emitidos.

Así, por plazo de vencimiento, el Tesoro ha colocado tres tipos diferentes de títulos. A tres años, ha logrado captar más de 999 millones con una rentabilidad marginal —la última antes de cerrar la operación— del 1,055%, por encima del mínimo histórico del 1,036% al que llegó en abril.

Junto a estos bonos, el organismo dependiente del MInisterio de Economía también ha reabierto un antiguo título a 10 años que, en realidad, tiene un vencimiento efectivo de seis años, en abril de 2020. El interés exigido por los inversores para hacerse con ellos ha sido del 1,916% y, al final, ha emitido 2.463 millones con una ratio de cobertura de dos veces más títulos solicitados que vendidos. El instituto emisor suele realizar este tipo de operaciones cuando detecta demanda en el mercado y la liquidez del papel en circulación no basta para cubrir el apetito de los inversores. En un ejemplo de ello, la deuda en manos de extranjeros ya supera los 300.000 millones, según los últimos datos actualizados y correspondientes a marzo. Esta cifra no tiene parangón en la serie histórica.

A más largo plazo, a 15 años, el Tesoro ha adjudicado 1.094 millones. En este caso, la demanda ha superado en 2,5 veces lo vendido (1,9 veces en la anterior ocasión) y el tipo medio ha bajado moderadamente, al pasar del 3,846% registrado en marzo al 3,514% actual. Tras la subasta, el Estado ha captado 62.307 millones desde enero en deuda a medio y largo plazo, lo que supone un 46,7% de la previsión de emisión para 2014  y que asciende a 133.300 millones de euros.

La operación ha coincidido con la deuda de España que cotiza en el secundario, donde se intercambian los títulos una vez emitidos, en muy buena situación. De hecho, los bonos a 10 años están cerca del 2,9% por primera vez en la historia y, a cinco años, incluso se sitúan por debajo de los de Estados Unidos al mismo plazo, lo que significa que los inversores confían igual en España que en la primera potencia mundial. Aunque con matices, ya que la baja inflación y, sobre todo, el tipo de cambio entre el euro y el dólar, que está en máximos desde finales de 2011, condicionan la comparación a favor de los títulos del Tesoro español.

Más información
El bono español cae del 3% y toca su nivel más bajo de la historia
El Tesoro coloca 5.565 millones con los intereses más bajos de la historia
Los inversores piden ya un interés más bajo a España que a EE UU
La deuda española mejora hasta su nivel más bajo desde 2005

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS