Transurban se queda con las autopistas australianas por las que pujó Abertis

El consorcio de Australia, en el que participa también Abu Dhabi, pagará 4.750 millones de euros

El consorcio liderado por la australiana Transurban ha sido el elegido para comprar la compañía del mismo país Queensland Motorways, que controla cerca de 70 kilómetros de autopistas. El grupo arrebata así la operación a la compañía española Abertis, que también había pujado para hacerse con el negocio de las vías de pago australianas.  Transurban pagará 7.100 millones de dólares australianos, 4.750 millones de euros aproximadamente.

Transurban es el mayor operador de autopistas de peaje de Australia y controla activos en Sídney, Melbourne y EE UU. Tras esta operación controlará directamente el 62,5% de Queensland Motorways.  En el consorcio participa también el fondo AustralianSuper, respaldado por el Estado (se quedará el 25% de la compañía en venta) y la Autoridad de Inversión de Abu Dabi (que controlará el 12,5%). Se espera que el acuerdo se cierre en el tercer trimestre. 

Las infraestructuras australianas están atrayendo a inversores institucionales y fondos de pensiones, porque son consideradas apuestas seguras y con una rentabilidad constante. Otros estados como Nueva Gales del Sur también han puesto a la venta activos, como puertos y centrales eléctricas, con el objetivo de lograr fondos para reinvertirlos en otras infraestructuras.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS