Moody’s considera que el déficit y la deuda son las debilidades de España

La calificadora afirma que la economía se encuentra en plena recuperación, debido al impulso del sector exportador

Un hombre pasa frente a la sede de Moody's en Nueva York
Un hombre pasa frente a la sede de Moody's en Nueva YorkBloomberg News

La recuperación económica es compatible con la solvencia de España, pero las débiles finanzas públicas y el aumento de la deuda siguen siendo los obstáculos para que el país mejore su situación crediticia, según ha asegurado este martes la calificadora Moody’s.

En un reporte, la agencia ha afirmado que la economía española se encuentra en plena recuperación, debido al impulso que ha tenido el sector exportador. Moody's además espera que la demanda interna contribuya de manera positiva al crecimiento que se espera para este 2014.

Moody’s ha explicado que España tiene déficit que ronda el 7% y que la deuda está cerca del 95% del PIB y sus previsiones apuntan a que seguirá creciendo. .

Más información
Moody’s mejora la nota de España por primera vez desde el inicio de la crisis
Deuda sin freno
La deuda pública amenaza con rebasar el 100% del PIB en 2014
España roza el objetivo de déficit

Las reformas estructurales que han emprendido las autoridades, principalmente en el sistema bancario y en el mercado laboral, han contribuido a mejorar la competitividad del país y son positivas para mejorar el perfil crediticio de España, ha expuesto la calificadora.

Moody 's espera un período prolongado de inflación muy baja en España, lo que implicará que la reducción de la deuda sea un ejercicio “difícil y doloroso”. La agencia de calificación, sin embargo, no prevé un escenario de deflación.

En febrero de 2014, la calificadora decidió mejorar la nota de la de deuda soberana de España. Según la escala con la que determina la solvencia, los bonos españoles son ahora Baa2, un escalón mejor que el que ocupaba hasta ahora, lo que aleja a España del bono basura. Esta agencia se convirtió en la primera que toma la decisión de mejorar la posición española. Moody's arrebató la triple A, considerada la matrícula de honor, en 2010 y desde entonces España encadenaba degradaciones.

Mientras que la agencia de calificación espera que el déficit presupuestario se reduzca de manera gradual en los próximos años, la deuda pública solo se podrá estabilizar para 2016. Moody ha afirmado que de presentarse una recuperación económica más fuerte a la esperada, España podría mejorar su calificación crediticia. Por lo contrario, la nota estaría bajo presión a la baja si la mejora económica o la consolidación fiscal se detuvieran.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS