Lidl prevé crear 400 empleos en España en 2014 con la apertura de 20 tiendas

La cadena alemana anuncia una inversión de 180 millones de euros a lo largo de este ejercicio En 2013 facturó 2.500 millones e hizo compras a proveedores españoles por 3.000 millones

Un cartel de Lidl, en el exterior de uno de sus establecimientos.
Un cartel de Lidl, en el exterior de uno de sus establecimientos.STEPHEN HIRD (Reuters)

La cadena alemana de supermercados Lidl prevé invertir 180 millones de euros en España en 2014 en la apertura de 20 supermercados y la renovación de 50, según ha informa el grupo al anunciar sus resultados de este año. Para atender estas inauguraciones, pretende crear 400 puestos de trabajo, hasta superar los 10.000 empleados en el país. A cierre de 2013 contaba en España con más de 525 tiendas y ocho centros logísticos.

La empresa registró unas ventas netas en España de 2.500 millones en 2013, frente a los 2.400 de un año antes, y compró mercancías a proveedores nacionales por valor de 3.000 millones de euros, un 20% más que en 2012. La mitad de ellas se destinaron a exportación para otros establecimientos del grupo en Europa, ha explicado este miércoles en Barcelona el director general de compras, Miguel Paradela.

Con motivo de su 20 aniversario en España (1994-2014), Lidl organiza este miércoles en el Forum de Barcelona un evento de celebración con 1.400 empleados, a los que ha preparado una recepción y una exposición de la evolución de la firma en este tiempo, así como demostraciones de las secciones que ha ido incorporando y mejorando para dar mayor cabida a los productos frescos que ya suponen un tercio de las ventas, frente al 23% de hace cinco años y su inexistencia hasta 1997-- y de calidad.

Huerta española

Actualmente, Lidl es el primer cliente de la huerta española, a la que en 2013 compró más de un millón de toneladas de frutas y hortalizas por 928 millones de euros, un 8% más en ambos casos, de las que exportó el 80%; también compra en España la carne y pescados frescos que vende en sus establecimientos del país, así como los productos de charcutería, y de bodega —en este caso con el asesoramiento desde 2013 del reputado enólogo José Peñín—.

Así, más del 60% de las 1.600 referencias del surtido actual de Lidl en España son suministradas por proveedores españoles (frente al 38% en 2008), con un total de 445 suministradores (+21% respecto a 2012) que están en contacto directo con la cadena de supermercados, sin intermediarios, para ganar rapidez y optimizar costes, así como para facilitar los controles de calidad.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Otro almacén de distribución

Para octubre prevé la apertura de su noveno almacén de distribución en España, en Lorquí (Murcia), con 40.000 metros cuadrados y una inversión de 35 millones de euros, y estudia la implantación de un segundo almacén en el área de Madrid a medio plazo, a los que seguirán más todavía sin ubicación definida si se cumplen las previsiones de crecimiento de la compañía, ha explicado el director general financiero, Ferran Figueras.

Desde el inicio de la crisis en 2008, Lidl ha invertido más de 1.000 millones en España, 340 de los cuales entre 2013 y 2014, y entre sus principales innovaciones figura el autoservicio de panadería y bollería a granel, implantado en 130 tiendas donde han triplicado las ventas de este segmento con el nuevo sistema, diseñado para evitar la manipulación y contaminación de los productos.

Lidl está presente en 26 países europeos con una red de 10.000 puntos de venta que ofrecen productos españoles entre su surtido fijo, y que también organizan eventos puntuales como semanas de gastronomía española; España ocupa alrededor del quinto lugar en peso respecto al conjunto del grupo, que es la séptima empresa de distribución mundial por volumen de ventas, según Deloitte.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS