Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia incumple objetivos al cerrar 2013 con un déficit público del 4,3%

El dato augura esfuerzos adicionales si Hollande quiere reducir el desfase al 3% en 2015

La economía crece un 0,3%, el poder adquisitivo avanza y caen los márgenes de las empresas

Francia redujo su déficit público más lentamente de lo previsto durante 2013, con lo que incumple el objetivo marcado por Bruselas y propina un nuevo golpe al presidente francés François Hollande. Según los datos que ha confirmado este lunes la oficina de estadística (INSEE) este lunes, el desfase entre los ingresos y los gastos del Estado bajó del 4,9% de 2012 al 4,3%.

Esto, además de superar el límite del 3%, implica que el Gobierno de Hollande ha incumplido su objetivo de un déficit del 4,1%, al que se había comprometido con sus socios europeos. Además, con vistas al futuro, augura esfuerzos extra para este año con tal de cumplir con la meta de bajar al 3% el año que viene.

De otra forma, tendrá que pedir más tiempo para cumplir con las metas, lo que probablemente causará un conflicto con la Comisión Europea, máxime después de que Francia lograse dos años de prórroga en 2013 para lograr sus objetivos.

Control del gasto

La debilidad de la actividad económica pesó sobre los ingresos fiscales mientras que el gasto estuvo en línea con lo previsto, dijo en un comunicado el ministro de finanzas francés, Pierre Moscovici. La deuda pública bruta se incrementó el pasado año hasta un récord del 93,5% del PIB frente al 90,6% de 2012, también ligeramente por encima del objetivo del 93,4%.

El gasto público francés, que está entre los más altos del mundo, alcanzó el 57,1% del PIB. Mientras, los ingresos fiscales se mantuvieron en el 45,9%.

El INSEE también ha publicado que la economía creció un 0,3 % tras avanzar un 0,3% en el último trimestre. Este incremento se explica por la progresión de la demanda interior, que contribuyó con dos décimas al incremento del PIB, y por la variación de existencias de las empresas, que contribuyó con una décima suplementaria. El comercio exterior tuvo un impacto nulo. En cuanto a las empresas, su margen bajó dos décimas, al 28,1%. El poder adquisitivo de los franceses, por su parte, avanzó un 0,3 % tras caer un 0,9% en 2012.

Los votantes, frustrados con las promesas rotas de Hollande de dar la vuelta a la economía, penalizaron a su partido socialista con una severa derrota en las elecciones locales de este fin de semana. Se espera que Hollande remodele pronto su gobierno para centrarse en la reactivación de la segunda mayor economía de la zona euro.

Más información