Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENERGÍA

Endesa reduce sus inversiones en España por la reforma eléctrica

La compañía gana 1.879 millones netos en 2013, un 8% menos

Un trabajador, frente la sede de Endesa en Madrid.
Un trabajador, frente la sede de Endesa en Madrid. bloomberg

Endesa también reducirá sus inversiones en España. En plena batalla con el Gobierno por la reforma, y solo una semana después de que Iberdrola anunciara lo propio, la compañía presidida por Borja Prado apuntó que no habría desembolso en generación y se limitará a la mínima obligatoria en cuanto a distribución. “Respecto a generación, es obvio que no hay necesidad de inversiones de generación nueva. Es absolutamente claro que no invertiremos ahí”, explicó Andrea Brentan, consejero delegado, en una conferencia con analistas en la que criticó el nuevo sistema de fijación de precios diseñado por el Ejecutivo. Uno de los analistas había preguntado por el recorte de inversiones en España y Portugal, capítulo que encogió un 33% en el último año, hasta quedar en 604 millones, y las previsiones de futuro. Sobre la distribución, Brentan aclaró que los esfuerzos en distribución se habían ceñido a aquellos relacionados con la “seguridad” y que son “obligatorios”, ya que “no hay incrementos de demanda” y la calidad “se está manteniendo por sí misma a niveles muy satisfactorios”.

La compañía, que este miércoles anunció que ha ganado 1.879 millones netos, un 8% menos, mantuvo en 5,9 millones la retribución de su Consejo de Administración, formado por nueve personas. Además, los sueldos de la alta dirección (12 miembros) alcanzaron 10,8 millones, lo que supone la mitad que en 2013 porque entonces había 24 altos directivos.

En la misma conferencia con analistas, la compañía ha asegurado citando un informe de KPMG que la remuneración de la distribución en España “está siempre por debajo de la europea y en algunos casos entre las más bajas”. En palabras de Brentan, la nueva tarifa —que grosso modo, fija los precios en base al precio medio diario— resultará “altamente volátil” y la incorporación nuevos contadores digitales se tiene que producir en poco tiempo —de 12 a 18 meses— y con altas inversiones. Así, advirtió de que es probable que se genere “alarma social”.

Los cambios legales y fiscales suman un impacto de 1.329 millones desde 2012

Más duras fueron las palabras del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, la semana pasada. “Las inversiones irán destinadas principalmente a los proyectos energéticos y países que disfruten de una regulación predecible y estable”, dijo.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, quitó hierro al asunto de Endesa. “No me sorprende que las empresas anuncien que van a invertir menos en generación. Lo contrario sería absurdo, si con una capacidad de generación de algo más de 100.000 megavatios, con una demanda punta que no llega a 40.000, se invirtiera más en generación, ciertamente sería lo sorprendente”, resaltó.

Según Endesa, las medidas fiscales aplicadas por el Ejecutivo en 2013 supusieron 664 millones de euros más en costes y el resto de decisiones arañaron 269 millones de los ingresos, con lo que el impacto global en beneficio de explotación (antes de impuestos y amortizaciones) sumó 933 millones. “A pesar de ello —aseguró la empresa en una nota— el descenso ha sido tan sólo de 519 millones, gracias a la reducción de los costes fijos por 142 millones”. Desde 2012, las diferentes medidas han tenido un impacto negativo de 1.329, asegura la compañía.

El negocio en América Latina, sin embargo, se comportó de forma vigorosa: el beneficio subió un 13%, hasta los 703 millones.

Drones para vigilar la red

Endesa ha anunciado que empieza a utilizar drones equipados con cámaras en algunas zonas de Lleida para grabar y revisar el estado de la red eléctrica. Según ha informado la empresa, estos aparatos no tripulados son muy valiosos para inspeccionar las líneas en puntos de difícil acceso, con lo que complementan las termografías que se hacen con helicópteros.

Los vehículos teledirigidos, que pesan entre dos y cuatro kilos y que una vez desplegados tienen 75 centímetros de longitud, están equipados con cámaras de alta resolución estabilizadas giroscópicamente que permiten captar imágenes de las líneas, especialmente en zonas con accesos complicados, y sin tener que interrumpir el servicio a los clientes. Se caracterizan además por ser muy estables en pleno vuelo, lo cual permite hacer grabaciones de alta calidad.