Las comunidades colocan 4.500 millones de deuda en dos semanas

Los bonos autonómicos se benefician de la mejora global de los mercados para España. Las emisiones logran financiarse a tipos de interés históricamente bajos

Las comunidades libres del fondo de rescate autonómico han aprovechado la primavera que los mercados están brindando a la deuda pública española para lanzarse en tromba a vender sus propios títulos. En apenas tres semanas, cuatro de ellas —la Comunidad de Madrid, Aragón, Galicia y Navarra— han colocado más de 4.500 millones de euros en deuda y algunas de ellas han batido sus propias marcas. Los madrileños han vendido 3.000 millones de euros en el mercado en 10 días, lo que supone un volumen sin precedentes en tan corto plazo, mientras que los gallegos lograron pagar hace una semana el interés más bajo de su historia por emitir deuda a cinco años, de un 1,89%.

La deuda autonómica, un sospechoso habitual para los inversores extranjeros, que desde el inicio de la crisis se mostraron recelosos a la hora de apostar su dinero en estos títulos, empezó a ganarse el apetito de los mercados hace justo un año, gracias a la confianza que inspiró el apoyo del Banco Central Europeo a los países periféricos y la activación del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Además, pese a ganar confianza, ofrecía igualmente una rentabilidad muy superior a la del Tesoro Público. Es decir, que el mercado se reabría, pero a un coste elevado, y la tendencia llevó al Gobierno a limitar las emisiones autonómicas a un coste que no podía sobrepasar los 75 puntos básicos (o 0,75 puntos porcentuales) con relación al interés que pagaba el Tesoro por el mismo tipo de título.

Fuente: AFI, Bloomberg y Tesoro Público.
Fuente: AFI, Bloomberg y Tesoro Público.EL PAÍS

La situación ha cambiado. Por ejemplo, Madrid colocó el año pasado en tan solo 24 horas 2.270 millones de euros en deuda, de los cuales 1.000 millones correspondían títulos a cinco años con un cupón del 5,75%, lo que suponía un salto de unos 150 puntos básicos respecto al Tesoro. Sin embargo, el 6 febrero realizaron una emisión también a cinco años por 1.400 millones con un cupón del 2,85%, con un diferencial con respecto al Tesoro de 49 puntos básicos. También los títulos a 10 años, de los que colocó 1.600 millones al 4,12%, han estrechado su diferencial hasta los 57 puntos básicos. En conjunto, la demanda había alcanzado los 5.500 millones.

“En dos semanas desde que se recibió la autorización, hemos cubierto la práctica totalidad de las amortizaciones que vencían, que es la autorización de emisión con la que ahora contamos, alrededor de 3.600 millones de euros. Por ello, ya hemos solicitado que nos autoricen la emisión de la deuda nueva del ejercicio, de 1.935 millones de euros”, explica el viceconsejero de Hacienda de Madrid, José María Rotellar.

Madrid ha vendido 3.000 millones de euros de deuda en 10 días, un volumen sin precedentes

César Cantalapiedra, de Analistas Financieros Internacionales (AFI), explica que la emisión de títulos por parte de las comunidades no había registrado tal volumen desde hacía aproximadamente un año, “pero ahora los sobrecostes con relación al Tesoro se han reducido mucho”, arrastrados básicamente por el empuje de la deuda soberana periférica en los mercados. El mismo día que Madrid colocó los 1.400 millones a cinco años, el Tesoro subastó 3.285 millones a un tipo marginal del 2,282%, lo que representaba el nivel más bajo de su historia.

En este contexto, Extremadura anunció la semana pasada que este año venderá deuda por primera vez en su historia por medio de una convocatoria pública, entre 200 y 300 millones de euros, para obtener mejores intereses.

Extremadura tiene autorizados de momento 400 millones de pasivo por parte del Ejecutivo. A finales de enero, el Gobierno aprobó un decreto para autorizar operaciones de endeudamiento —supeditados al objetivo de déficit y de deuda pública de 20142016—, a siete comunidades. Tras Madrid, con 3.635 millones le seguía por volumen Galicia (1.600 millones), Aragón (752), Castilla y León (682), País Vasco (611,8), Extremadura (464), y Navarra (356,8).

Galicia, en la emisión del pasado 12 de febrero —una colocación privada, a diferencia de la de Madrid—, vendió 500 millones al citado 1,89%, el nivel más bajo de su historia. “La demanda ha superado ampliamente la cantidad colocada, pero se quiso limitar a 500 millones de euros la emisión. Fueron inversores institucionales españoles y extranjeros: bancos, fondos de pensiones y aseguradoras, entre otras”, explican desde la Consejería de Hacienda, y añaden que este año se realizarán otras dos emisiones de 500 millones.

Entre amortizaciones y deuda nueva, las comunidades afrontan un endeudamiento bruto de más de 37.000 millones, de los cuales Cataluña supone el mayor montante, más de 8.000 millones de euros (ver gráfico). Esta forma parte de las comunidades acogidas a los créditos del fondo de rescate junto con Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Murcia y Valencia. También para estas, al abrigo del FLA, la situación ha mejorado: el Ejecutivo fijó de su financiación para este año el de la deuda del Tesoro más un diferencial de 10 puntos básicos. El problema sigue siendo para las economías productivas de cada región que los avances en la financiación soberana calen en las empresas y familias.

Sobre la firma

Amanda Mars

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS