Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bajan las compraventas de pisos un 2% y sube la morosidad vecinal un 12%

Más del 50% del total de las viviendas vendidas eran de segunda mano

Esta semana se ha sabido que la morosidad en las comunidades de vecinos ha aumentado en 2013 un 12%, según el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas. Hablamos de 1.789,72 euros; los céntimos interesan porque la cifra encierra un esfuerzo importante para el resto de los vecinos que tienen que afrontar el mantenimiento de sus comunidades. Tienen que tapar el agujero que dejan no solo sus convecinos en dificultades, sino también las entidades financieras.

Un dato negativo más que convive con algunos débiles signos de recuperación del mercado inmobiliario. No falta algún repunte pero, sobre todo porque se va frenando la velocidad de caída. Mientras la morosidad vecinal no se corrige, el descenso en las compraventas se aminora.

Ayer, el INE publicó el dato de las compraventas que se registraron durante diciembre de 2013, un 4% de disminución respecto al mes de noviembre del año pasado. Este porcentaje aventura una moderación en la bajada, camino de la estabilidad, puesto que en los meses de diciembre de 2012 y 2011 en relación con el mes anterior, las compraventas de viviendas registradas bajaron un 9,3% y un 16%, respectivamente.

La estadistica de transacciones permite radiografiar el mercado: el de la VPO tiene poco peso a la hora de vender o comprar, con un 18% del total. Si bien en diciembre aumentó el número de compraventas un 56%, esta cifra no salva el resultado del ejercicio: al cierre de 2013 se vendieron un 10% menos VPO que en 2012.

Más del 50% del total de las viviendas vendidas eran de segunda mano, según el INE, que anota para 2013 que cambiaron de manos un 7% menos de pisos nuevos y un 2% más de usados.

Quizá gracias a la presencia extranjera en la compraventa —según Fomento, el 17% del total— y al atractivo de la Comunidad Valenciana, las islas Baleares y las Canarias, en estas tres comunidades es donde se da el mayor volumen de transacciones de vivienda por cada 100.000 habitantes. Lidera la valenciana, con 70 compraventas, y los dos archipiélagos, con 68. Les siguen Andalucía y Cantabria, con 58. Madrid se lleva la palma con 95 ventas cerradas por cada 100.000 habitantes durante diciembre pasado.

En esta comunidad aumentó un 64% el número de compraventas registradas por cada 100.000 habitantes; mientras que en otras como Extremadura se desplomó un 49% interanual en diciembre.

Durante 2013, en conjunto, bajó un 3% el volumen de transacciones de fincas urbanas, mientras que las rústicas aumentaron un 6%. Y más de la mitad de las fincas urbanas que cambiaron de manos eran viviendas.

El residencial sigue siendo el motor. De hecho, del total de fincas que se inscribieron en el Registro de la Propiedad, 1,6 millones, la mayor parte eran viviendas, casi 700.000; menos de 400.000 eran fincas rústicas, y 75.000, solares.

Por ámbito geográfico, las comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña y Valencia superan las 100.000 transacciones de viviendas cada una durante 2013; si hablamos de fincas rústicas, destaca el peso de las dos Castillas, mientras que en solares mandan Andalucía y Cataluña.

En viviendas, lo que más se registra son compras (311.000), que duplican las herencias. En fincas rústicas, estas últimas son un 33% más que las transacciones.

Más información