Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recuperación de la industria se frena al cierre de 2013 con un alza del 1,7%

En términos de media anual los resultados son negativos, con una bajada del 1,8%

Imagen de la planta de Nissan en Barcelona.
Imagen de la planta de Nissan en Barcelona.

Hace ya unos meses, la producción industrial española rompió la tendencia a la baja que acumulaba desde el estallido de la crisis. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman que el sector está en la senda de la recuperación, aunque con menos brío. Las cifras publicadas este viernes revelan que el índice que mide la producción industrial avanzó un 1,7% respecto al mismo periodo del año anterior en datos corregidos de estacionalidad y calendario. El crecimiento, sin embargo, se ralentiza en comparación con los resultados de noviembre, cuando el sector experimentó el mayor repunte de los últimos años al crecer un 2,6%.

Al calcular la media anual, sin embargo, el índice de producción industrial (IPI) suma su tercer año consecutivo en negativo. A lo largo de 2013 la caída fue del 1,7% en comparación con la media del año anterior si los datos se equiparan de días hábiles y se corrigen de estacionalidad.

El resultado es de todas formas esperanzador, ya que se trata de un retroceso menos profundo que los registrados en años anteriores. Además, hay que recordar que desde septiembre logró entrar en terreno positivo en términos interanuales, lo que deja entrever una mejora general de la industria tras años siendo golpeada por la crisis.

Los sectores que mejor se comportaron fueron otra vez la industria farmacéutica y la aceitera, y los bienes de equipo en general (maquinarias, productos metálicos y eléctricos). Todos los sectores industriales, sin embargo, presentaron en diciembre tasas interanuales positivas, salvo los bienes de consumo duradero, que sufrieron un retroceso del 7,1%. Las comunidades que tuvieron los mejores resultados interanuales fueron Asturias y las Baleares, las con los peores, Cantabria y La Rioja.

Más información