Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España paga el interés más bajo de la historia por la deuda a tres y cinco años

El Tesoro supera objetivos al colocar 5.590 millones con una fuerte demanda de los inversores

En la imagen, varias monedas de euro.
En la imagen, varias monedas de euro. EFE

El Tesoro Público ha prorrogado este jueves la buena racha con la que ha arrancado el año al colocar su deuda a tres y cinco años a los intereses más bajos de la historia. En su primera subasta de febrero, el instituto emisor ha adjudicado 5.590 millones de euros, unos 90 millones por encima del objetivo máximo, y con una demanda que se ha quedado cerca de duplicar a la oferta.

A tres años, el Tesoro ha adjudicado 2.304 millones a un tipo marginal (el último antes de cerrar la emisión) del 1,587%. Hace poco más de un mes, el pasado 16 de enero, ofreció hasta un 1,62% por los mismos títulos, lo que también supuso un récord. Desde la introducción del euro en 1999 no se habían registrado rentabilidades tan bajas, lo que invita a pensar que es un mínimo histórico ya que con la peseta los intereses no tenían mucho que ver con los actuales y estaban muy por encima de estos.

En bonos a cinco años, ha emitido 3.285 millones y a un tipo marginal del 2,282%. También en este caso se trata de mínimo histórico. Contando con lo obtenido en esta subasta, el Tesoro ha captado 27.686 millones de euros dentro del programa de financiación a medio y largo plazo. Esta cifra supone un 20,8% de la previsión de emisión incluida en la Estrategia del Tesoro para 2014 y que asciende a 133.300 millones de euros.

El descenso del interés y la fuerte demanda son dos señales positivas de que el país está logrando recuperar a buena velocidad la confianza de los inversores. Este hecho, por una parte, es una buena noticia para las arcas del Estado ya que permitirá reducir lo que paga por financiarse. Lo malo es que el volumen de deuda pública, que ya está en máximos sobre los 950.000 millones de euros, sigue subiendo.

En los mercados secundarios, donde se negocian los títulos del Tesoro una vez emitidos, la prima de riesgo ha bajado con fuerza al calor de la subasta y, sobre todo, por el deterioro de la deuda alemana, que sirve de referencia. Así, el sobreprecio exigido a los títulos del Tesoro a 10 años frente a sus homólogos alemanes ha bajado en 12 puntos básicos, hasta los 195 puntos básicos (1,95 puntos porcentuales).