Ron pide al Gobierno que mantenga “el espíritu reformista”

La entidad vuelve a beneficios al ganar 325 millones de euros en 2013 Obtiene beneficios tras cerrar el ejercicio anterior con pérdidas de 2.461 millones La tasa de morosidad supera la media del sector con un 14,27%

Ángel Ron, en la junta de accionistas de 2012.
Ángel Ron, en la junta de accionistas de 2012.EFE

El presidente del Grupo Banco Popular, Ángel Ron, estima que 2014 será “un año de transición” en el que progresará la recuperación económica, según manifestó en la presentación de resultados. El banquero gallego, que pidió prudencia en línea con otros colegas, destacó que la mejora se ha producido por la reformas llevadas a cabo, pero subrayó que “subsisten importantes retos económicos”. Ante eso, exigió al Gobierno que se profundice en “las reformas destinadas a reducir el paro y estimular la demanda interna” y mantenga “el espíritu reformista” para controlar el déficit.

En ese sentido, exigió una pronta reforma fiscal que incentive las rentas de trabajo y libere recursos para potenciar el consumo. Asimismo, pidió que se aborden las reformas del mercado interior y de las Administraciones Públicas. “No lo pide el Popular, lo pide el mercado”, manifestó.

Más información

Ron destacó que el principal problema de 2014 será, además del paro, el proceso de desapalacamiento después de un año (2013) que ha sido “peor” de lo que se prevía. Esta circunstancia ha dado lugar a una menor demanda de crédito y más morosidad, a juicio de Ron, que advirtió de que el entorno “sigue siendo duro para la banca debido al bajo crecimiento de la actividad y a los bajos tipos de interés”. No obstante, se mostró convencido de que la banca española superará con éxito los nuevos test de estrés y descartó que alguna entidad española vaya a dar “sustos” en 2014.

Para Ron, el Popular “ha superado la crisis sin ayuda pública ni directa ni indirecta” y eso le ha permitido volver a los beneficios. El Popular ganó el año pasado a los beneficios (325 millones de euros) frente a unas pérdidas del año pasado de 2.461 millones, “demostrando una fuerte capacidad de generación de resultados ordinarios, la más fuerte del sector”. No obstante, hay que destacar también el aumento de las operaciones financieras.

El banco también vuelve a dar dividendo (0,04 euros por acción) y prevé alcanzar “de forma gradual” un pay-out (dividendo sobre beneficios) entre el 40% y el 50%. La mora se situó en una ratio del 14,27% un frente al 8,98% del año anterior. Sin mora inmobiliaria, baja al 7,56%. Al respecto, Ron dijo que espera que en 2014 alcance su techo y pidió a las autoridades que la normativa sea “estable, clara, homogénea y seguro”.

Ron aseguró que “los ejercicios de revisión y esfuerzo previos a la supervisión única exigen prudencia y anticipación” y que el banco se centrará en potenciar el crédito a las pymes, incrementar los depósitos y mejorar los márgenes, aunque no precisó cuáles son la previsiones para este año.

Entre los hitos de 2013, Ron destacó las alianzas estratégicas y la diversificación, con especial mención al acuerdo con el grupo mexicano Bx+, en el que tomó el 24,9%, y las familias de este suscribieron el 6% del capital del ban español. Ron anunció que seguirá esa política y buscará oportunidades para ampliar la alianza. Ron rechazó hacerse con Bankia y afirmó, sin mucho entusiasmo, que analizará la compra de Catalunya Caixa.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50