El repunte del consumo evita un descalabro económico alemán

Las exportaciones crecieron un 0,6%, mientras que las importaciones sumaron 1,3 puntos

La canciller alemana Angela Merkel
La canciller alemana Angela Merkel Markus Schreiber (AP)

La demanda interna contribuyó a que Alemania escapara de la recesión el año pasado. El Producto Interior Bruto (PIB) de la primera economía europea creció un raquítico 0,4% en 2013, el menor avance desde la gran recesión de 2009. Según informó el miércoles la Oficina Federal de Estadística (Destatis), las exportaciones —verdadero motor de la locomotora económica europea— crecieron un 0,6%, mientras que las importaciones sumaron 1,3 puntos respecto a 2012. Aunque los políticos alemanes señalan estos datos como indicio de que los desequilibrios en la balanza comercial con sus socios están en vías de corregirse, muchos economistas apuntan a que son un fenómeno circunstancial, propiciado por la debilidad económica de muchos países europeos.

El menor crecimiento de sus exportaciones ha sido el precio, moderado, que Alemania está pagando por la crisis de sus vecinos y principales clientes en Europa. La mayoría de los expertos había pronosticado un crecimiento económico mayor. La agencia de noticias alemana DPA cifra las expectativas de los analistas alemanes en “un media del 0,5%” del PIB. Al final fue una décima menos, después del 0,7% registrado en 2012 y del respetable 3,3% de 2011. Para el año que empieza, el Banco Central alemán (Bundesbank) prevé un crecimiento del 1,7%, que aumentará hasta el 2% en 2015.

El consumo privado creció, según Destatis, un 0,9% en 2013. El público creció el 1,1%. Las inversiones, sin embargo, retrocedieron: instituciones y empresas invirtieronun 2,2% menos en maquinaria o medios de transporte que en 2012. No obstante, el erario público alemán registró un ligero déficit. La administración federal, las regiones, los ayuntamientos y las cajas de la seguridad social gastaron 1.700 millones más de lo que ingresaron, lo que supone el 0,1% del PIB alemán. En el año anterior, Alemania había gastado ligeramente menos de lo que ingresó, gracias al aumento de los ingresos fiscales y a los bajísimos intereses que el estado paga en los mercados de deuda.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS