La CNMV vigilará las rebajas fiscales que se aplican las empresas

La prolongación de la crisis se ha traducido en que 50 auditorías de 2012 tienen dudas del auditor sobre la continuidad de los negocios, frente a 35 sociedades de 2011.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha anunciado que prestará "especial atención" a la información en las cuentas empresariales de este año sobre los créditos fiscales activados y el impacto fiscal de la actualización de balances, que puede suponer importantes rebajas de impuestos.

En un comunicado sobre la supervisión de los informes financieros anuales de los emisores de valores cotizados correspondiente a 2012, la CNMV adelanta que para el próximo ejercicio centrará sus prioridades también el deterioro del activo no financiero y la contabilización de los bonos contingentes convertibles, los conocidos en el argot financiero como 'cocos'.

Además se añaden medidas para garantizar la máxima transparencia y comparabilidad de la información sobre los instrumentos financieros y se apunta la necesidad de mejora en la calidad de las notas de la memoria sobre políticas contables, juicios y estimaciones, entre otros aspectos.

Mientras, el informe de la CNMV de 2012 recoge que disminuye ligeramente  el número de informes con limitaciones de alcance respecto a salvedades, que pasan de 12 en 2011 a 10 en 2012 y aumentan las salvedades por excepciones de tres informes a seis (correspondientes a tres emisores de valores).

La Comisión estará atenta a la contabilización de los bonos contingentes convertibles, conocidos como cocos

En 2012, 170 auditorías contenían algún tipo de párrafo de énfasis (179 en 2011), de los cuales 110 ponían de manifiesto una o más incertidumbres (86 en 2011). Una entidad ha presentado una opinión denegada.

La prolongación de la difícil situación económica se ha traducido en que los informes de auditoría correspondientes a 50 sociedades incorporaran párrafos de énfasis donde el auditor manifestaba dudas sobre la continuidad de los negocios, frente a 35 sociedades del ejercicio anterior.

Los principales motivos por los que la CNMV remitió requerimientos a las entidades fueron la ampliación de los desgloses de información indicados en las cuentas, información adicional sobre cuestiones relativas a los criterios contables aplicados y salvedades de auditoría.

En concreto, la CNMV recibió 395 informes de auditoría relativos a las cuentas anuales de 2012 (sin incluir los fondos de titulización de activos) que corresponden a 234 emisores de valores. Estos informes suponen un descenso del 1,7% respecto al número registrado en el año anterior, debido al proceso de integración del sector financiero que se desarrolló en 2012 y por el que las entidades afectadas han dejado de ser sujetos obligados a remitir la información regulada, según ha apuntado el supervisor.

Finalmente, del estudio se desprende también que se mantiene la concentración en la actividad de las firmas de auditoría, puesto que el 96,3% de los informes recibidos han sido auditados por las cuatro principales firmas por volumen de negocio (96,9% en 2011). Este porcentaje asciende al 100% en las empresas del Ibex 35.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50