Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FRÉDÉRIC OUDÉA Presidente de Société Générale

“Europa necesita bancos tan grandes como los de Estados Unidos”

El presidente de Société Générale cree que en España solo quedarán seis o siete bancos que dominarán el mercado

Fréderic Oudéa, presidente de Société Générale, en las oficinas de la entidad en Madrid.
Fréderic Oudéa, presidente de Société Générale, en las oficinas de la entidad en Madrid.

Frédéric Oudéa (París, 1963) comenzó su carrera en la Administración. Tras trabajar con Nicolas Sarkozy en el Ministerio de Presupuestos, fichó por Société Générale (SG) —uno de los tres bancos franceses más grandes por activos— en 1995. El escándalo del operador Jérôme Kerviel en 2008, que provocó un agujero de 4.900 millones al banco, acabó con la carrera de Daniel Bouton, anterior presidente, después de que fuera cuestionado por el presidente francés Sarkozy. En 2009, Oudéa, un hombre tranquilo, diplomático y afable, fue nombrado presidente ejecutivo. Ahora SG se enfrenta al escándalo por la manipulación del euríbor con otros bancos.

Pregunta. ¿Qué lecciones han aprendido de los fallos cometidos?

Respuesta. SG ha cometido algunos errores, sin duda, pero hemos capeado la crisis bastante bien, sin perder dinero y sin ser una carga para el contribuyente. Debemos centrarnos en la satisfacción del cliente y en reducir los riesgos: hemos transformado el negocio bursátil de manera sorprendente.

“No se deben crear burbujas de créditos. Los bancos tienen que trabajar mejor”

P. El banco ha sido multado con 446 millones por manipular el euríbor, algo que afecta a su reputación. ¿Qué medidas ha tomado?

R. Condenamos firmemente este comportamiento inapropiado, que está en total contradicción con nuestros códigos de conducta y las normas éticas. El banco ha revisado sus procesos y ha reforzado sus controles. Pagaremos la multa.

P. SG tuvo una fuerte caída de beneficios en 2012. ¿Qué perspectivas tiene para este ejercicio?

R. Hasta septiembre el beneficio del negocio típico ha aumentado un 3,8% pese al mediocre entorno económico. La prioridad para 2014 era tener un balance muy sólido y un modelo de negocio claro y lo hemos cumplido. Acabaremos este año con un ratio de capital de máxima calidad, según las normas de Basilea III, del 10%. Somos uno de los bancos mejor capitalizados de Europa. Nos hemos deshecho de los negocios que no eran fundamentales o arriesgados. Para fin de 2015, el objetivo es tener una rentabilidad sobre recursos propios del 10% frente al 8% actual.

“La filial española nunca tuvo pérdidas. No entramos en el sector inmobiliario”

P. ¿Es posible mayor concentración bancaria en Francia?

R. En Francia seis o siete bancos concentran el 85% de los activos. El mercado ya está consolidado con SG, Crédit Agricole, Banque Populaire-Caisse d'Épargne, Crédit Mutuel, BNP y la Banque Postale. No veo consolidación porque hay que mantener la competencia. España se dirige hacia un sistema bastante similar al francés con seis, siete u ocho bancos que dominarán el mercado.

P. ¿Dónde estará SG en el futuro mapa bancario de Europa?

R. Cuando pienso en el sector bancario europeo dentro de cinco o 10 años, lo comparo con el estadounidense. Allí hubo consolidación y ahora hay cinco o seis bancos con actividades minoristas, negocios corporativos y de inversión: son enormes modelos de banca universal. En Europa deberíamos tener lo mismo: cuatro, cinco o seis grandes bancos que, por una parte, proporcionen estabilidad, pero también que puedan acompañar a las grandes empresas europeas cuando inviertan 10.000 millones. SG pertenecerá a esta categoría sin realizar compras.

Tras el escándalo del euríbor “hemos revisado los procesos y los controles”

P. ¿Solo este tipo de banca tendrá éxito?

R. No. Tendremos bancos minoristas nacionales o regionales que tendrán buenos resultados. No estarán tan expuestos a los negocios de inversión corporativa, pero serán actores importantes con un 10% o 15% de cuota de mercado. En España este tipo de bancos serán cada vez más fuertes tras la consolidación.

P. ¿Está contento con los resultados de España?

R. En SG Europa, más allá de Francia, España ha sido uno de los mayores éxitos. Hemos apoyado mucho a nuestros clientes en los momentos difíciles. Donato González, el responsable español, está entre las 50 personas más importantes del grupo y ha hecho un trabajo excelente.

P. ¿Qué representa España en los beneficios del grupo?

R. No revelamos esta cifra. No tenemos negocio minorista porque hacemos banca de inversión corporativa con una exposición de unos 15.000 millones en préstamos corporativos y posición en mercados. Podemos aumentarla en un dígito, seamos realistas. España no ha entrado nunca en pérdidas porque no invertimos en el sector inmobiliario.

“España es atractiva para los inversores porque ha hecho buenas reformas”

P. ¿Qué opina del papel del Banco de España en la crisis?

R. Como banquero no puedo dar lecciones a ningún banco central. Hemos capeado una crisis única en nuestras vidas. Tenemos que sacar lecciones, ver cómo podemos preverlas mejor con políticas más conservadoras en la concesión de créditos. Para mí, como banquero, el problema provino del sector inmobiliario y de la concesión de créditos de dudoso cobro. Las subprime en EE UU, al principio, fueron un problema de créditos dudosos del sector inmobiliario. En Irlanda y en España, fue un problema del sector inmobiliario. ¿Por qué? Porque algunas economías maduras han tenido un sistema financiero en el que el sector inmobiliario ha representado el 60% de los balances. Si ese sector va mal, el 60% de los balances tienen problemas. Si prestas a empresas variadas, estás más diversificado aunque pierdas dinero con alguna de ellas. Debemos estar seguros de no volver a crear burbujas de créditos, aunque no siempre es fácil preverlo. Hay que hacer mejor el trabajo en los próximos años. La regulación ahora es más conservadora sobre el capital.

P. ¿Cómo ve el futuro de la banca en España?

R. Como dice el BCE, la banca en Europa está mucho mejor de lo que piensan a veces los mercados en capital y liquidez. En España se ha hecho mucho en los últimos años. El reto es mejorar la rentabilidad porque estamos en economías con un crecimiento lento, y el crédito no aumenta por lo que no es fácil ser rentable. Este es el reto. Ganamos dinero, pero no lo suficiente para la remuneración que debemos dar al capital. Ese es el desafío.

P. En España algunos bancos son rentables con ingresos no recurrentes...

R. Hay que ganar dinero prestando dinero y ofreciendo servicios a los clientes. Lo que se gana con la deuda soberana no es una fuente regular de ingresos, por lo que hay que hacer mucho para mejorar la rentabilidad.

P. ¿Cree que uno de los problemas de la economía española es que los bancos no conceden suficiente crédito?

R. Es normal que la banca siga disminuyendo los préstamos si pensamos en los créditos que hay en el sector inmobiliario. Es importante que la unión bancaria proporcione más fluidez al sistema crediticio y a un buen precio para las empresas, porque debe haber crédito a precio razonable.

P. ¿Ha tocado ya fondo el sector inmobiliario español?

R. Creo que todavía existen activos inmobiliarios en los balances y puede que sus precios no suban durante algunos años. En España, la crisis empezó en 2009, o realmente en 2012, así todavía quedan dos años.

P. ¿Qué sectores de la economía española tienen más futuro?

R. Creo que el sector industrial, especialmente el automovilístico por su ajuste en sueldos. Está creciendo y los inversores podrían considerar España un territorio atractivo.

P. ¿Qué opina de las medidas anticrisis del Gobierno español?

R. Creo que se han hecho reformas estructurales valientes para absorber las graves repercusiones que ha tenido la economía porque en Europa es difícil hacer ajustes salariales. Esto da ventaja a España: está por delante y será atractiva para los inversores porque se ha adaptado.

P. ¿Y la reducción del paro?

R. Atrayendo inversores se crean nuevos puestos de trabajo. España y el Gobierno han hecho mucho y con gran determinación.

P. ¿Considera positiva la rebaja de los tipos de interés por parte del BCE?

R. No comento la política del BCE, pero creo que tiene sentido apoyar la mejoría de la economía. El principal desafío en Europa es el crecimiento y crear empleo. No creo que exista riesgo de inflación en Europa. Ahora bien, faltan reformas estructurales en algunos países y en 2014 tenemos que crear la unión bancaria. Hay que aprovechar que en 2014 y 2015 no hay elecciones en la mayoría de los países para avanzar.