Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TESORO PÚBLICO

España acaba el año con una rebaja del coste por emitir deuda a niveles de 2005

El Estado coloca otros 3.524 millones a cinco años y supera el objetivo previsto para todo 2013

La mejora registrada en todo 2013 permitirá un ahorro de 8.500 millones

El Tesoro Público ha realizado este jueves su penúltima subasta del año de bonos con un resultado positivo dentro de la buena racha que acumula en los últimos meses. En esta ocasión, la mejora se ha traducido en un descenso del coste por emitir 3.524 millones en deuda a su nivel más bajo desde 2005, mucho antes del inicio de la crisis del euro e, incluso, de los problemas en el sistema financiero de 2008. Además, tras esta colocación, ya ha superado el objetivo previsto para todo el ejercicio dentro de su programa de financiación a medio y largo plazo.

Como se acerca el final de año y llega la hora de hacer balance, el secretario general del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa, ya ha avanzado que el coste de financiación se ha reducido "de forma significativa" en 2013. El tipo medio de las nuevas emisiones, incluyendo letras y bonos, ha bajado al 2,56%, lo que supone el segundo interés medio más bajo para todo un ejercicio desde que existe el euro. Gracias a ello, el Gobierno se ahorrará 8.500 millones frente a lo presupuestado en pagar la deuda.

Asimismo, ha destacado que a lo largo de este año el Tesoro ha emitido todas las referencias y se ha recobrado el apetito inversor, además de observarse una aceleración de la compra por parte de inversores extranjeros. "Estamos en niveles de principios de 2012", ha apostillado.

Este jueves tocaba el turno de bonos a tres y cinco años, con los que ha emitido 3.524 millones. Bajando al detalle, el organismo ha colocado 1.275 millones en bonos con cupón del 2,10% y vida hasta el 30 de abril de 2017. La demanda ha superado en 3,6 veces lo colocado y el tipo medio se ha mantenido prácticamente igual al pasar del 2,101% al 2,182% actual.

Por otro lado, el Tesoro ha captado 2.249 millones en bonos a cinco años con cupón 3,75% y vencimiento a 31 de octubre de 2018. En este caso, las peticiones de los inversores han superado en 2,2 veces lo vendido (1,9 veces en la anterior ocasión), mientras que el tipo medio ha pasado del 2,871% al 2,722% actual. El interés marginal, por su parte, ha bajado del 2,889% al 2,740%, el nivel más bajo desde 2005.

Con la primera subasta de diciembre el Tesoro ha superado ya con creces su objetivo de emisión a medio y largo plazo para 2013, que se había fijado en 121.300 millones de euros. Pese a haberlo superado, mantendrá el calendario de emisiones, por lo que volverá a los mercados antes de que acabe el años el día 10 (letras a 6 y 12 meses), el día 17 (letras a 3 y 9 meses) y el día 19 de diciembre.

Para mantener la buena racha cuenta con la mejora que ha obtenido España para las agencias de calificación. Dentro de este sector de las empresas que dominan el negocio de la medición de riesgos, Moody's acaba de cambiar la perspectiva sobre la nota de solvencia del país de negativa a estable. Con ello, se diluyen las opciones de que vuelva a sacar la tijera, lo que aleja la posibilidad de que España cayese en el nivel de bono basura. La agencia, hoy en día, mantiene la nota en Baa3, lo que representa el último escalón antes de este nivel restringido a los especuladores.

La emisión de títulos ligados a la inflación, más cerca que nunca

El Tesoro vuelve a plantearse emitir títulos ligados a la inflación, en este caso de la eurozona, que hoy por hoy es superior a la española. Según concreta Reuters, está opción, que ha estado sobre la mesa desde 2010, está ahora "más cerca que nunca". Esta agencia calcula, además, que el instituto emisor tendría que emitir deuda por un total de 243.900 millones de euros en términos brutos para cubrir los vencimientos y las nuevas necesidades de financiación. Esta cifra supera a la inicialmente prevista para 2013, que tras la emisión de este jueves alcanza los 227.300 millones.

El Tesoro indicó que estuvo examinando este tipo de instrumentos en 2010 y 2011, pero que sus planes se vinieron abajo después de que los costes se disparasen a mediados de 2012 entre temores de que podría necesitar un rescate.

Más información