Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es uno de los mayores objetivos de los fondos soberanos

Un informe de Esade destaca que el país y sus empresas son atractivos principalmente por su relación con América Latina

España es y seguirá siendo uno de los principales destinos europeos para las inversiones de los fondos soberanos, según el informe Fondos Soberanos 2013, elaborado por la escuela de negocios Esade, con el apoyo de ICEX-Invest in Spain (el Instituto Español de Comercio Exterior) y de la consultora KPMG.

“España está viva y muy viva. Está en el radar de los fondos soberanos”, ha asegurado este viernes el vicepresidente de ESADEgeo, Javier Santiso, durante la presentación del informe en Madrid. El economista ha recordado que España y sus empresas se convirtieron ya en 2011 en las apuestas europeas preferidas de los fondos soberanos, por delante de las inglesas, alemanas o francesas; una tendencia que, según el informe, se ha repetido en 2012 y 2013, y seguirá adelante en 2014.

Estos inversores estatales eligen, en muchas ocasiones, España por su relación privilegiada con América Latina. Los objetivos de estos inversores no son solo financieros sino también estratégicos, y saben que invertir en determinadas compañías españolas puede abrirles nuevos mercados al otro lado del Atlántico. Así, como recuerda el informe, cuando el fondo catarí Qatar Holding invirtió en el Banco Santander, no solo invirtió en una entidad española, sino en una multinacional que obtuvo en 2012 un 50% de sus beneficios en América Latina.

“Buscan compañías muy diversificadas, con proyectos a largo plazo y gran importancia en América Latina”, ha indicado María Victoria Zingoni, directora corporativa financiera de Repsol, durante la presentación del informe.

Para José Manuel Aisa, director de desarrollo corporativo de Abertis, los fondos soberanos también invierten en las grandes compañías españolas porque les pueden proporcionar saber hacer. Este es el caso del fondo de Singapur, Temasek, que invirtió este año 1.000 millones de dólares —739 millones de euros— en Repsol y se convirtió en el cuarto accionista de la petrolera con una participación del 6,30%. El informe explica que Singapur quiere “convertirse en un punto neurálgico del comercio del gas natural licuado (GNL) en Asia”, y aunque Repsol ha vendido casi todos sus activos en GNL a Shell, posee unos conocimientos muy valiosos que pueden ayudar al país asiático a conseguir sus objetivos.

La crisis económica, que ha causado una bajada de precios de los activos, y el proceso de desendeudamiento de muchas multinacionales españolas suponen una ocasión para los fondos soberanos extranjeros.

Zingoni y Aisa han destacado, por su parte, las ventajas que supone trabajar con este tipo de inversores. “Son conscientes de la necesidad de trabajar a largo plazo, tienen liquidez y permiten acceder a nuevos mercados”, ha resaltado el directivo de Abertis.