Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los inspectores: “Con Cemex se ha cruzado una línea roja”

Críticas a la dirección de la Agencia Tributaria por destituir a una inspectora

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez.
El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez. EFE

La destitución de Dolores Linares, inspectora de la oficina técnica de la delegación de grandes contribuyentes de la agencia Tributaria (AEAT), ha provocado una crisis interna en la Agencia Tributaria. La inspectora había rechazado un recurso de la cementera Cemex contra una sanción millonaria y en contra del criterio de la dirección, según varias fuentes del departamento.

Como consecuencia de su destitución dimitió el jefe de la dependencia Ignacio Ucelay. Al menos otros dos trabajadores amagaron con convertir el episodio en una cascada de dimisiones pero, al parecer, han reconsiderado su decisión inicial.

Tras conocerse la destitución de Linares algunos inspectores de Hacienda pidieron explicaciones al jefe de la delegación, Ignacio Huidobro, quien convocó una reunión de urgencia el pasado miércoles día 14 a última hora de la tarde en la oficina de la Agencia en el Paseo de la Castellana de Madrid. A la cita asistieron, al menos, una veintena de inspectores que pidieron explicaciones por el cese de la inspectora. Huidobro, que tiene competencias de coordinación y sobre las directrices generales del departamento, pero no sobre expedientes concretos, admitió que había pedido paralizar el recurso presentado por Cemex contra la sanción propuesta, según algunos de los inspectores asistentes a la reunión. Estos señalan que con estas órdenes se ha “cruzado una línea roja”. Vinculan directamente la destitución de Linares con el expediente fiscal de Cemex. Incluso aluden a una caza de brujas en el seno de la Agencia Tributaria. Acusación que desmienten tajantemente desde la institución.

Ante el aluvión de críticas la Agencia Tributaria colgó un comunicado en su página web en el que asegura que “las decisiones que se han tomado responden a un proceso normal de relevo en la Agencia Tributaria”. La institución achaca los cambios del personal de libre designación a la reestructuración emprendida tras la llegada del nuevo director general, Santiago Menéndez, que lleva cuatro meses en el cargo.

La organización de Inspectores de Hacienda (IHE), mayoritaria en el sector, remitió este jueves una segunda nota interna en el que cuestiona la excesiva dependencia de la Agencia de cargos de libre designación. El pasado martes remitió otro comunicado interno a sus asociados en el que señalaba: “La intromisión de criterios ajenos a los técnicos, o de voluntades distintas a las de los órganos encargados de decidir los expedientes tributarios, supondría traspasar una línea roja que, en caso de demostrarse [...] sería objeto del repudio público”. La organización de inspectores mostró el jueves su cautela a la hora de denunciar intromisión política.

La organización de técnicos de Hacienda (Gestha) fue más directa y culpó directamente a la dirección de la Agencia Tributaria de “injerencias políticas” en Cemex. El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, considera que “hay algo más” tras la destitución de Linares. La nota difundida este jueves por la AEAT señala que la publicación de estos episodios perjudica gravemente la lucha contra el fraude. “Lo que no ayuda a la lucha contra el fraude es la opacidad de la Agencia Tributaria”, señaló el diputado socialista Pedro Saura. “Lo que no ayuda es la injerencia política y tampoco ayuda a luchar contra el fraude las destituciones indiscriminadas”, agregó Saura.

Más información