Guindos responde a Bruselas que no harán falta nuevos recortes

El ministro niega que las dudas de la Comisión sobre el déficit vayan a impedir bajar impuestos

Unas pocas horas después de que la Comisión Europea dijera que España corre el riesgo de no cumplir los objetivos de déficit pactados para 2014 y de que invitara a las autoridades a “tomar las medidas necesarias” en la tramitación del Presupuesto, el ministro de Economía ha rebajado las divergencias con Bruselas. Y, lo más importante, ha negado que el mensaje que ha enviado hoy el comisario Olli Rehn vaya a impedir al Gobierno poner en marcha las rebajas fiscales planeadas para 2015. “Por supuesto que hay margen [para llevar a cabo estas medidas]”, ha dicho un rotundo Luis de Guindos en una pausa de su reunión con sus colegas de la UE.

La Comisión Europea ha alertado del peligro de que España no logre el próximo año el objetivo de dejar el déficit en el 5,8%. Pero el Gobierno señala que la diferencia es mínima —“marginal”, la ha definido Guindos—, ya que la desviación detectada por Bruselas es de tan solo una décima. Este diferente análisis se explica por unas diferentes perspectivas de crecimiento: Rehn estima que en 2014 la economía crecerá un 0,5% frente al más optimista 0,7% del Gobierno.

Frente al tirón de orejas recibido por la Comisión, Guindos sostiene que no será necesario ningún cambio sobre lo ya planeado. “El Gobierno está absolutamente comprometido con el objetivo del déficit público y cree que va a cumplir el 5,8% con las medidas ya adoptadas”, ha asegurado. Antes había sugerido que las interpretaciones que se estaban haciendo eran erróneas. “La Comisión no pide que se corrijan los Presupuestos”, ha asegurado.

Medidas ya en 2014

Desde Madrid, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha recordado a la Comisión que está pendiente una reforma de los impuestos para 2014. Además, ha anunciado que es posible que algunos de los cambios incluidos en la reforma entre en vigor ya durante el próximo año si fuera necesario, aunque hasta ahora se había hablado de que sería en 2015. "Tenemos mucha materia por desarrollar", ha añadido. 

El equipo de Olli Rehn ha usado la palabra “invitar” —más suave que en otras ocasiones— para pedir a las España que haga todo lo necesario para cumplir lo pactado. Lo que sale ahora de Bruselas es tan solo una recomendación, pero si se verificara que España se desvía de los objetivos marcados la Comisión podría plantearse incluso sanciones económicas. Bruselas no solo pide ajustes adicionales en 2014. También reclama a España que detalle los recortes previstos para 2015 y 2016. El resultado de este choque de trenes se verá dentro de una semana. Entonces los ministros del euro discutirán los presupuestos nacionales y se verá qué punto de vista predomina. Guindos confía en convencer a sus colegas de que las divergencias son mínimas y prácticamente irrelevantes.

Sobre la firma

Luis Doncel

Es jefe de sección de Internacional. Antes fue jefe de sección de Economía y corresponsal en Berlín y Bruselas. Desde 2007 ha cubierto la crisis inmobiliaria y del euro, el rescate a España y los efectos en Alemania de la crisis migratoria de 2015, además de eventos internacionales como tres elecciones alemanas o reuniones del FMI y el BCE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS