Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recuperación de la economía europea echa el freno en el tercer trimestre

Alemania modera el avance de su PIB al 0,3% por la peor evolución de las exportaciones

La actividad en Francia se contrae un inesperado 0,1% entre julio y septiembre

La economía de la eurozona pasa de avanzar a un ritmo del 0,3% a hacerlo un 0,1%

La recuperación de la economía europea echa el freno en el tercer trimestre

Europa ha dejado de retroceder, pero la debilidad de los datos económicos impide dar por clausurada la crisis. La zona euro avanzó un exiguo 0,1% en el tercer trimestre del año, un dato que frena en seco el avance del 0,3% registrado en el periodo anterior y que había infundido esperanzas sobre el ansiado cambio de ciclo en la economía europea. El parón de las dos grandes potencias, Alemania y Francia, ha sido clave en ese empeoramiento de los datos, que abona la tesis de que la recuperación es aún muy débil.

Los líderes europeos habían recibido con los brazos abiertos el dato de que la zona euro había abandonado la peor recesión de su historia cuando se hicieron públicas las cifras relativas al periodo abril-junio. Pero muchos expertos alertaban de que el fin de la recesión no estaba garantizado y que los elevados niveles de desempleo existentes en muchos países impedían una mejora sólida.

Con esas debilidades en mente, el Banco Central Europeo rebajó los tipos de interés hace una semana a un mínimo histórico del 0,25%, a fin de apuntalar la recuperación. Los últimos datos de inflación alertan de esa debilidad económica, con precios que avanzan al 1,1% en septiembre, menos de la mitad que hace un año (y, en el caso de España, con índices negativos por primera vez desde 2010).

Las cifras publicadas este jueves por Eurostat son algo mejores cuando se amplía el foco al conjunto de la Unión Europea. El producto interior bruto (PIB) creció un 0,2% en el tercer trimestre, aunque también en este caso se produce una pérdida de fuelle respecto al anterior. Más positiva resulta la evolución interanual. El conjunto de los 28 países deja atrás las caídas, aunque de forma tan débil (subida del 0,1% respecto al tercer trimestre de 2012) que es difícil certificar un cambio de tendencia. Y si se aísla la zona euro, el volumen de PIB sigue estando por debajo del nivel del año anterior.

Superávit alemán

La debilidad del crecimiento en Alemania ha lastrado el dato global. La locomotora del euro avanzó un 0,3% en el trimestre, cuando en el periodo anterior lo había hecho un 0,7%. Aunque Alemania diversifica cada vez más sus exportaciones, la debilidad de su principal mercado, la Unión Europea, impide una mejora clara de sus ventas al exterior.

Más clara resulta la marcha atrás de Francia, que volvió a decrecer (0,1%) cuando un trimestre antes había registrado un inesperado repunte. La leve mejora de Reino Unido y de otros países no fue suficiente para compensar ese peor desempeño de los dos grandes países del euro. España se situó dentro de ese grupo que registró mejores cifras, con un mínimo avance del 0,1% que saca al país oficialmente de la recesión.

El país con peor desempeño sigue siendo Chipre, el último Estado rescatado por la Unión Europea. Y Reino Unido registra, en el caso del dato intertrimestral, la evolución más favorable.