Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yellen defenderá ante el Senado el actual programa de estímulos de EE UU

La vicepresidenta de la Reserva Federal comparece para justificar su candidatura a presidenta

Janet Yellen, actual vicepresidenta de la Reserva Federal
Janet Yellen, actual vicepresidenta de la Reserva Federal EFE

Es mucho más que una entrevista para ganarse el ascenso. Janet Yellen, actual vicepresidenta de la Reserva Federal, comparece este jueves ante el comité bancario del Senado de EE UU para defender su candidatura a dirigir el banco central y hacerse con el poder para definir durante los próximos cuatro años la marcha de la economía de la mayor potencia del planeta.

En su intervención inicial ante los miembros del comité bancario defenderá el actual programa de compra de deuda como la mejor vía para devolver la normalidad a la economía. Y en este sentido, señala que apoyar la recuperación es en este momento “la vía más segura” para volver también a la normalidad monetaria. Son palabras que suenan como las del actual presidente, Ben Bernanke.

Son muy pocos lo que sabían hasta ahora qué era lo que pensaba Yellen sobre la marcha de la economía. Ese grupo se reduce esencialmente a los que comparten con ella las reuniones de la Reserva Federal. La segunda de Bernanke había limitado sus intervenciones públicas a hablar del consenso interno y se mostró así partidaria de tomarse las cosas con calma.

Pero el dato de empleo de octubre, publicado la semana pasada, volvió a poner sobre la mesa la posibilidad de que el primer recorte en la compra de deuda pueda suceder ya en diciembre. Así que se esperaba alguna aclaración en su intervención, que tiene lugar en momento clave, cuando está a punto de pivotar la estrategia monetaria seguida durante los últimos cinco años.

En su intervención inicial, Yellen evita marcar un calendario preciso sobre la retirada de estímulos o dar cifras concretas sobre objetivos que guiarán la política monetaria. Wall Street ve a la futura presidenta de la Fed más “paloma” -laxa- que Bernanke y sus primeras palabras así lo confirman. Así ahora habrá que ver cómo responde a las preguntas de los senadores.

Los estímulos y empleo, claves

La Fed inyectó cerca de tres billones de dólares en el sistema financiero, cuando se toma como referencia el volumen de activos que acumula en su balance. Desde hace un año está comprando deuda pública e hipotecaria a un ritmo de 85.000 millones al mes. Esto mientras los tipos de interés están estancados por debajo del 0,25% desde diciembre de 2008.

EE UU creó durante el último año 194.000 empleos de media al mes. La mejora no es todo lo rápida que podría esperarse, pero está ahí. El paro, entretanto, está en el 7,3%. La idea hasta ahora de la Fed era tener concluido el actual programa de compra de bonos y de hipotecas para cuando bajara del 7%. El primer alza de tipos, si la inflación lo permite, llegará cuando caída del 6,5%.

El problema es que, pese a la masa de estímulos, EE UU no es capaz de crecer por encima del 3%. Hay cuatro millones de desempleados de larga duración y el 37% de la población con edad de trabajar no participa de forma activa en el mercado labora, la tasa más baja en 35 años. A Yellen le preocupa que esta combinación se traduzca en una fuerza laboral menos preparada.

El relevo en la Reserva Federal se producirá a final de enero, cuando termine el segundo mandato de Ben Bernanke. Tras la comparecencia en el comité bancario, Janet Yellen deberá responder a las preguntas escritas de los senadores antes de que su candidatura se someta al pleno de la cámara. Si todo va bien, su nominación debería estar refrendada a tiempo.