Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda embarga 542 cajas de seguridad de bancos a deudores

La Agencia Tributaria busca cobrar 319 millones que le adeudan los titulares de los depósitos

Billetes de euro en una entidad bancaria.
Billetes de euro en una entidad bancaria. EFE

La Agencia Tributaria ha precintado y embargado 542 cajas de seguridad en 270 sucursales bancarias españolas de 24 entidades financieras a contribuyentes con deudas con la Hacienda Pública de 319 millones de euros en fase de embargo. El plan especial para cobrar las cantidades debidas se ha lanzado este miércoles.

La acción se ha desarrollado de forma simultánea en todo el territorio nacional, con el despliegue de más de 660 funcionarios de la Agencia Tributaria, según explican desde el organismo encargado de gestionar y recaudar los impuestos. La operación afecta a 551 deudores (entre personas y empresas), titulares o cotitulares de 542 cajas de seguridad, que en total adeudan a la Hacienda Pública cerca de 319 millones de euros en fase de embargo.

Tras el precintado de las cajas de seguridad, la Agencia inicia un proceso de notificación al deudor y, en su caso, posterior apertura de las cajas e inventariado de los bienes susceptibles de embargo. La AEAT pretende verificar si los deudores que son titulares de estas cajas de seguridad disponen de bienes: dinero en efectivo, joyas u otros bienes muebles, no declarados u ocultos a la Hacienda Pública y, en su caso, proceder a su embargo

Los funcionarios de la Agencia Tributaria precintaron esta mañana de miércoles las cajas de seguridad en 24 entidades financieras y han procedido a remitir una citación a los contribuyentes afectados para que se personen en las sucursales ante personal de la Agencia para proceder a la apertura de las cajas. Como las cajas pueden contener bienes inemmbargables por su carácter personalísimo y documentos sin valor pecuniarios, el fisco solo embargará aquellos activos con valor económico. El dinero en metálico se destinará a minorar la cuantía de la deuda fiscal y otros bienes como joyas o lingotes de oro se valorarán y subastarán.

Desde la Agencia Tributaria insisten en que no se trata de un proceso para recabar información por eso descartan que se vayan a incautar los documentos guardados en las cajas de seguridad.

Las actuaciones se han llevado a cabo en 270 sucursales de un total de 24 entidades financieras. A partir de ahora se inicia un proceso de notificación al deudor y, en su caso, se procederá a la posterior apertura de las cajas e inventariado de los bienes susceptibles de embargo.

Esta operación se trata de una de las prioridades incluidas en el Plan de Control tributario de 2013 de la AEAT para descubrir deudores ante la Hacienda Pública que no han pagado sus obligaciones tributarias y no disponen de bienes conocidos por la Agencia pero, sin embargo, son titulares de cajas de seguridad abiertas en entidades financieras.