Bruselas pregunta a las nacionalizadas por el alto interés de sus depósitos

La práctica podría vulnerar las condiciones de los planes de reestructuración impuestos

La Comisión Europea ha pedido explicaciones a la banca nacionalizada española por el alto tipo de interés que ofrece por los depósitos bancarios al considerar que esta práctica podría vulnerar las condiciones de los planes de reestructuración impuestos por Bruselas a cambio del rescate bancario, que prohíben ofertas comerciales agresivas. Estas entidades han visto como el pasivo de los hogares se ha reducido en favor de las grandes pese a que el balance del conjunto del sector está en máximos.

"Es normal que los servicios de la Comisión estén en contacto regular con los bancos que reciben ayudas públicas y con las autoridades del Estado miembro afectado para garantizar que se cumplan todos los compromisos derivados de una decisión de reestructuración", ha señalado el portavoz de Competencia, Antoine Colombani.

Según fuentes comunitarias, la Comisión está examinado la cuestión de los tipos de interés por los depósitos como parte de la "vigilancia normal" de los planes de reestructuración y todavía no ha alcanzado conclusiones definitivas. Las normas de la UE sobre ayudas de Estado establecen que los bancos que han recibido asistencia pública, y por tanto se han beneficiado de una ventaja que sus rivales no tienen, deben evitar cualquier tipo de práctica comercial durante el periodo de reestructuración.

Más información
El dinero de las familias se refugia en la banca sana
Los depósitos de las familias marcan máximos en agosto

Así, el plan de reestructuración de Bankia, por ejemplo, le obliga a que los tipos de interés que ofrece a sus clientes en sus productos sean "menos atractivos" que la media de los tipos más competitivos de sus cinco principales rivales que no hayan recibido ayudas públicas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS