Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tasa de paro baja en Cataluña y sube en la Comunidad de Madrid

Además de en Madrid, la cifra solo crece en Canarias, País Vasco y Andalucía

Baleares y Cantabria registran las mayores bajadas

El empleo ha tenido un comportamiento antagónico en las dos comunidades autónomas más pobladas por detrás de Andalucía. Mientras el número de parados bajó un 3,72% en Cataluña entre julio y septiembre, con 32.500 desempleados menos, en la Comunidad de Madrid aumentaron en 10.900, un 1,7%. Así, el porcentaje de población activa que no encuentra un trabajo ha menguado un punto entre los catalanes, del 23,85% al 22,84%, mientras que para los madrileños ha subido del 19,52% al 20,05%.

El turismo, el único gran sector que avanza vigorosamente en este contexto de declive, con la economía recién salida de la recesión técnica pero estancada, es el gran factor diferencial entre una región y otra. La campaña de verano ha dado buenos frutos en Cataluña, ha ganado 52.300 personas con trabajo en el tercer trimestre, hasta los 2,89 millones de ocupados, mientras que en Madrid bajó en 43.800 en el mismo periodo, hasta los 2,6 millones.

Fuente: INE pulsa en la foto
PARO POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS  Fuente: INE

Y es que el número de turistas extranjeros ha caído en Madrid precisamente en un contexto en el que para el conjunto de España ha batido récords. La comunidad recibió en agosto 290.494 visitantes foráneos, un 22% menos que en mismo mes de 2012, según los datos de la Secretaría de Turismo.

La explicación de la evolución turística no sirve, sin embargo, para explicar lo que ha pasado en el mercado laboral de dos comunidades como Canarias y Andalucía, grandes bastiones de este negocio. En ambas autonomías la llegada de turistas creció, y sin embargo no contribuyó a aliviar la tasa de paro. Las islas (con 22.000 parados más y una tasa de desempleo que pasa del 33,69% al 35,12%) y Andalucía (con 6.900 parados más y la tasa del 35,79% al 36,37%) forman, junto al País Vasco (15,46% al 15,84%) y Madrid, el grupo de las cuatro únicas comunidades en las que creció la tasa de paro.

En las otras 13 la tasa de paro cayó y Baleares continúa destacando por su comportamiento dinámico: el número de ocupados aumentó un 4,8% y la bajada de tasa de desempleo más relevante se registró en estas islas, en la que el porcentaje de población activa desempleada se redujo en cuatro puntos porcentuales en tan solo tres meses, del 21,03% al 17,02%. Le sigue Cantabria, con una rebaja de esta tasa del 22,35% al 19,03%.

Con estas variaciones, Andalucía sigue siendo la comunidad con mayor tasa de paro (36,37%), seguida de Canarias (35,12%) y Extremadura (33,24%).

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, se atrevió aun así a hablar de los datos “esperanzadores” registrados por la EPA, si bien admitió la “brecha” en la tasa de paro andaluza en relación con la tasa española, de forma que la Comunidad “debe emprender reformas que aún no ha hecho”. En el extremo contrario se sitúa el País Vasco (15,84%), junto a Baleares (17,02%) y Navarra (18,23%).

Aun así, las malas noticias para el empleo no excluyen a las empresas vascas. Los sindicatos CC OO, UGT y LAB tildaron de “mal dato” la cifra de paro del País Vasco, donde ha subido un 0,73%, y advirtieron de que las cifras serán peores en el futuro “como consecuencia de las noticias económicas de estos días”, en referencia a la situación de preconcurso de acreedores del grupo Fagor.

“Hemos llegado los últimos a la crisis y creo que si no cambian los datos seremos los últimos también en salir, por desgracia para los trabajadores”, advirtió el secretario de UGT Euskadi, Raúl Arza.