Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ibex vuelve a los 10.000 puntos

La Bolsa española logra su mejor cota en más de dos años tras encadenar ocho días al alza

Los mensajes sobre la mejoría de la economía calan en los inversores

Paneles del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid
Paneles del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid EFE

A los analistas de Bolsa les gustan los números redondos. Las fronteras cruzadas. El Ibex 35 ha logrado escalar varios de esas cotas simbólicas en los últimos meses. Este viernes logró coronar una de las consideradas “barreras psicológicas” del selectivo: los 10.000 puntos. En concreto, y después de ocho jornadas en verde, el selectivo terminó la sesión del viernes en 10.001,8 puntos, el nivel más alto desde julio de 2011. Según los analistas, los mensajes sobre la mejoría de la economía española están calando en los inversores.

Los mercados parecen haberse conjurado para darle la razón al presidente del Santander, Emilio Botón, que en un arranque de optimismo aseguró el jueves en Nueva York que España atraviesa un “momento fantástico” y que “llega dinero para todo”, en referencia al interés de los inversores por los bonos, las acciones y las inversiones en España. El Ibex 35 culminó este viernes una evolución en uve que comenzó en julio de 2011. En aquel momento, el selectivo se bajó del escalón de los 10.000 euros. Un año estuvo perdiendo fuelle, hasta tocar fondo justo u año después: el 24 de julio de 2012 terminó el día en 5.364 puntos. Su mínimo desde que estallara la burbuja puntocom, en 2002.

En julio de 2012 el Ibex 35 marcó un punto de inflexión y comenzó a recuperar terreno poco a poco. Estos avances se han acelerado en las últimas semanas: con la del viernes, ha cerrado en verde ocho sesiones consecutivas, batiendo máximos anuales. Y si se tienen en cuenta los saldos semanales, lleva siete semanas acumulando ganancias. Desde que comenzó 2013, el índice de referencia bursátil de España ya se ha revalorizado más de un 22%.

“El selectivo español está de moda, es indudable”, señala un analista

“La gran revalorización del Ibex se debe, fundamentalmente, a la mejora de las perspectivas macroeconómicas y a la menor percepción de riesgo por parte de los inversores, sobre todo extranjeros, de los activos españoles”, valoró Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable de Deutsche Bank en España, en su análisis sobre el selectivo. La buena marcha, considera, todavía no ha tocado techo. “Mientras esto [la buena perspectiva] no cambie, no hay resistencias importantes, hasta pasados los 10.400 puntos, con lo que el rally podría continuar”, consideró. El Gobierno cree que la recuperación económica está cada vez más cerca: en las previsiones enviadas a Bruselas adelantan una recuperación más sólida a 2015.

Con vistas al futuro, Jiménez-Albarracín cree que habrá que estar al pendiente a los resultados empresariales que comienzan la semana que viene para confirmar que la buena racha sigue. “La solución, mejor dicho, el parche al que se ha llegado en Estados Unidos para elevar una vez más el techo de deuda ha supuesto el impulso necesario para hacer cotizar al índice a niveles de cinco dígitos”, apuntó Javier Urones, analista de XTB.

La plaza española se ha convertido en una de las mejores del año. Entre los parqués del Viejo Continente ha logrado la mejor revalorización: mientras el Ibex 35 se ha revalorizado más del 22%, el CAC 40 de París ha mejorado un 18%, el Dax alemán el 16% y el FTSE de Londres, cerca del 12%. “El Ibex 35 está de moda, nadie puede dudarlo, un selectivo duramente penalizado en esta crisis financiera y con un gobierno que de momento no siembra tantas dudas como lo hace el italiano”, concluye Urones.

Poca euforia en la prima de riesgo

Las grandes alegrías que vive la Bolsa española no se trasladan con tanto énfasis al mercado secundario de la deuda a largo plazo. La prima de riesgo, la diferencia que exigen los inversores que compran deuda española con respecto a la alemana, terminó la jornada del viernes en 242 puntos, prácticamente el mismo nivel que la semana anterior. Si bien no baja al ritmo que sube la Bolsa, al menos muestra una estabilización, cercana a los 250 puntos. Los 638 puntos de julio de 2012 parecen lejanos.

Los bonos de deuda española a 10 años se intercambian el viernes en el mercado secundario al 4,25% de interés. En realidad, esos intereses son similares a los que fluctuaba esta deuda en 2007. El problema es que, con respecto a entonces, los bonos alemanes, que se utilizan como referencia en el mercado, han reducido drásticamente sus precios: el viernes cotizaban al 1,8% de interés, frente al 4,8% de 2007. Mientras la confianza en Alemania siga siendo férrea, es complicado que la prima de riesgo española ofrezca las mismas alegrías que el Ibex 35. A corto plazo, al menos, el Tesoro pudo celebrar esta semana su pequeña victoria: colocó letras a un año a menos del 1%, lo que no ocurría desde 2010.

Para el empujón final de este viernes, que le permitió al selectivo sumar en una jornada casi 84 puntos y superar los 10.000 puntos, influyó el optimismo de todas las Bolsas internacionales, que celebraron el buen dato de crecimiento de China en el tercer trimestre (del 7,8%), así como la relajación que ha supuesto el acuerdo presupuestario de Estados Unidos. “Aunque el acuerdo es temporal, y por lo tanto existe el riesgo de que se repita la disfunción política y fiscal reciente, los mercados están asumiendo que la Reserva Federal probablemente extenderá su política acomodaticia y alargará las compras de bonos a fin de compensar cualquier impacto en la economía”, explicó Neil MacKinnon, economista de VTB Capital Research. La cuestión fiscal estadounidense también ha tenido repercusión sobre la cotización del dólar: con respecto a esta moneda, el euro ha alcanzado su mayor valor desde noviembre de 2011, y cada moneda europea se cambia por 1,36 billetes verdes.

Indra se convirtió el viernes en el mejor valor de la jornada, con un repunte del 3,44%, seguido de Mapfre (2,53%), FCC (2,16%) e Inditex (2,03%). Si se tienen en cuenta las evoluciones desde el 1 de enero, en todo el Ibex 35 solo tres valores acumulan bajadas: Viscofán, Arcelormittal y Acciona. El resto de valores también viven su particular rally, en especial Sacyr y Bankinter, que han más que duplicado su valor en Bolsa o el conglomerado IAG, cuyo valor ha subido más del 80%. Aunque el avance del Ibex es notable, para lograr alcanzar el nivel precrisis, a la Bolsa española todavía le falta camino: el 8 de noviembre terminó la mejor jornada de su historia, con 15.946 puntos. Acarició la idea de superar esa otra barrera, la de los 16.000 puntos, que de momento, parece infranqueable.

Más información