El Gobierno estira las ayudas a la compra de coches del PIVE 3 hasta final de año

Montoro anuncia que amplía la dotación del programa en otros 70 millones Argumenta que el número de matriculaciones “es anormalmente bajo”

Cristóbal Montoro, este miércoles en el Congreso.
Cristóbal Montoro, este miércoles en el Congreso.Zipi / EFE

El Gobierno extenderá el plan PIVE 3, su programa de estímulo a la venta de automóviles a cambio de entregar uno antiguo, en otros 70 millones de euros hasta final de año. Lo ha anunciado esta mañana el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la segunda jornada de un foro sobre la industria del automóvil en España organizado en Madrid por ANFAC y PwC.

La extensión del PIVE 3, que entrará en vigor en los próximos días, supone la cuarta fase de este plan puesto en marcha en septiembre de 2012. Desde entonces se han beneficiado de las ayudas (mil euros por vehículo) 220.000 propietarios de automóviles. Los planes, como ha reconocido Montoro, tienen un importante retorno para el Gobierno (en impuesto de circulación, por ejemplo) y un potente efecto multiplicador en la economía.

Según cálculos de ANFAC, la patronal de fabricantes de automóviles, las 70.000 compras de vehículos que podrán beneficiarse de la extensión del PIVE 3 supondrán una demanda adicional de 26.000 unidades y una recaudación adicional para el Gobierno de 74 millones de euros. A esto hay que sumar una importante reducción del impacto ambiental: con la sustitución de 70.000 vehículos viejos por otros más eficientes se ahorrarán, calcula ANFAC, 38 millones de litros de combustible al año y se logrará una importante reducción de emisiones contaminantes.

La extensión del plan PIVE 3 se une a la puesta en marcha de un nuevo plan PIMA Aire que el Gobierno aprobará “en los próximos días”, según Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC. Este plan de incentivos a la renovación de flota, al que hasta ahora podían acogerse los autónomos y pymes propietarios de vehículos comerciales, se extenderá ahora a particulares y turismos. El comprador, asesorado por su concesionario, podrá escoger cualquiera de estas dos ayudas, pero no ambas a la vez.

Con estas medidas se trata, en palabras de Montoro, de estimular el mercado doméstico del automóvil. “El número de automóviles que se matriculan en España es anormalmente bajo”, ha dicho el ministro.

En palabras de Armero, “el marcado interno es lo único que falta”. Las fábricas españolas de automóviles están ganando la batalla en sus casas matrices: producen cada vez más, y el objetivo de alcanzar las tres millones de unidades fabricadas al año para 2017 parece factible. Pero más del 90% se exporta. En el primer semestre de 2013 las factorías españolas han creado 2.400 nuevos puestos de trabajo, “están recibiendo inversiones, están ofreciendo visibilidad positiva del país en el extranjero, están creando empleo”, asegura Armero. “Solo falta el consumo interno”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50