Crisis fiscal en EE UU

El Gobierno chino traslada a Washington su preocupación por la crisis de deuda

El primer ministro chino se reúne con el secretario de Estado en la cumbre de Asia-Pacífico

Agencias
El primer ministro chino, Li Keqiang en Brunei.
El primer ministro chino, Li Keqiang en Brunei.ROSLAN RAHMAN / AFP

El primer ministro de China, Li Keqiang, ha reiterado al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, la preocupación del gigante asiático por el límite de endeudamiento público del país norteamericano, según han revelado fuentes estadounidenses. Al parecer, Li ha planteado a Kerry esta cuestión en la reunión que ambos han mantenido este jueves en los márgenes de la cumbre de líderes del Sudeste Asiático que se celebra esta semana en Brunei.

La petición de Pekín llega horas después de que los países de América Latina pidiesen al Gobierno de Barack Obama que llegue a un acuerdo para elevar el techo de deuda de la primera potencia mundial, con lo que se disiparía la amenaza de suspensión de pagos.

Pekín ya urgió el pasado lunes a Washington a "resolver a tiempo las cuestiones políticas sobre el límite de endeudamiento público" para evitarel impago y garantizar así la seguridad de las inversiones chinas en el país norteamericano. "China tiene una natural preocupación por el abismo fiscal en Estados Unidos", dijo el secretario de Estado de Finanzas, Zhu Guangyao, confiando en que el país haya extraído las "lecciones de la historia", en referencia a lo sucedido en el verano de 2011, cuando una crisis similar desembocó en la pérdida de la triple A de Standard & Poor's.

Estaba previsto que este 1 de octubre el Tesoro de Estados Unidos superara irremediablemente el límite de endeudamiento público, fijado en 16,7 billones de dólares, cayendo así en una nueva crisis de liquidez que podía llevar al cierre de la administración pública. Para evitarlo era necesario que republicanos y demócratas se pusieran de acuerdo en el Congreso para ampliar el límite de endeudamiento público hasta los 988.000 millones de dólares, garantizando así el funcionamiento del Gobierno hasta la elaboración de los nuevos presupuestos generales.

La oposición republicana había elaborado un plan según el cual se comprometía a apoyar una ampliación del límite de endeudamiento público a cambio de nuevos recortes en el gasto público, centrados en la reforma sanitaria del Gobierno, a la que se conoce popularmente como Obamacare. Con el objetivo de imponer su plan, la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, aprobó dos veces un proyecto de ley para aplazar un año la aplicación de la reforma sanitaria a cambio de entregar más fondos al Gobierno, pero el Senado, de mayoría demócrata, lo rechazó.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50