Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
tráfico aéreo

Aena no bajará las tasas aeroportuarias pero prepara bonificaciones

El presidente de la empresa pública advierte de que las tarifas fijas seguirán subiendo al menos cinco años más, pero dice que se estimulará el tráfico con descuentos puntuales

La Terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. EFEArchivo
La Terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. EFE/Archivo EFE

"Las tarifas no van a mover el tráfico aéreo. Solo la demanda conseguirá eso". Así de categórico se ha mostrado esta mañana el presidente de Aena, José Manuel Vargas. El ejecutivo ha insistido en que, ante el debate de si es la subida de precios de los aeropuertos lo que ha reducido el tráfico de pasajeros, las tasas son un elemento menor. "Hay una crisis de demanda interna", ha insistido. De este modo, Vargas ha negado que Aena vaya a reducir las tasas de las instalaciones. Ha asegurado que seguirán al alza los próximos cinco años, tal y como se pactó con las aerolíneas. "Pero estamos estudiando bonificaciones", ha avanzado.

Vargas ha explicado que, tras las fuertes inversiones realizadas en los aeropuertos, las tasas que pagan las aerolíneas (y que éstas cargan a los pasajeros) no logran cubrir todo el gasto que suponen sus operaciones. Antes de que el Gobierno actual tomara las riendas y cambiara el equipo de gestión de Aena, en 2011, según Vargas el déficit de tarifa (la diferencia entre el coste real de las operaciones y lo que cargaba a las aerolíneas) era de 850 millones de euros. "En la actualidad, tras el esfuerzo de reducción de costes y la actualización tarifaria es de cerca de 250 millones", ha revelado. El ejecutivo ha justificado que, mientras exista déficit de tarifa en los aeropuertos, no rebajarán las tasas.

El máximo responsable de Aena ha defendido que las tasas de aeropuertos como Madrid-Barajas o Barcelona-El Prat son inferiores a las de los principales aeródromos de otras grandes ciudades europeas como París, Londres o Ámsterdam. Sin embargo, ha adelantado que sí se preparan más bonificaciones, que en algunos casos se sumarán a las ya existentes y en otros, podrían sustituirlas. Por ejemplo, actualmente existe una bonificación (un descuento) sobre las tasas que pagan los pasajeros que llegan a los aeropuertos españoles solo para realizar conexión hacia otro destino. También hay activos descuentos para la apertura de nuevas rutas. De aquí a finales de año se estudiarán qué otro tipo de bonificaciones puntuales pueden "estimular" el tráfico, ha señalado el presidente de Aena. Serán iguales para todos los aeropuertos, ha asegurado.

Vargas ha querido quitar hierro a la bajada de tráfico registrada por las instalaciones españolas. Ha señalado que, frente a las previsiones que indicaban que acabaría el 2013 con una caída media del 7,5%, probablemente finalmente sea más leve el descenso, del 5%. "Y 2014 será un año de estabilización", ha vaticinado. El 2013, considera, será el último de pérdidas de pasajeros.

Más inversiones en el extranjero

Aena es el primer operador aeroportuario del mundo por pasajeros y aeropuertos. Además de 46 aeropuertos y dos helipuertos en España, tiene el control de las instalaciones de Luton (Reino Unido) o Cali (Colombia). La empresa pública sigue buscando expandirse fuera. "La deuda ya no es tan elevada. El ratio es incluso inferior al de otros aeropuertos como Heathrow", ha asegurado este viernes el presidente de la empresa, José Manuel Vargas. Seguirán buscando más operaciones en el extranjero. "Pero no queremos participaciones minoritarias. Nos interesa si podemos tener el control, porque somos una gestora", ha apuntado. Entre los objetivos más inmediatos, vargas ha reconocido estar interesado por acudir al concurso público que organizará Brasil para los aeropuertos de Rio de Janeiro y Belo Horizonte.

Vargas ha explicado los motivos por los que considera que el aeropuerto de Madrid-Barajas ha sufrido una fuerte bajada de sus operaciones. A la crisis de Iberia, que es la mayor compañía que opera en este aeropuerto, Vargas ha apuntado que considera que hay que añadir la influencia del AVE, que ha restado 4,4 millones de pasajeros de tráfico doméstico a Barajas. Además, ha criticado, Madrid no ha sabido trabajar tan bien como Barcelona a la hora de crear un destino atractivo. "En Barcelona, el Gobierno, los empresarios y la sociedad civil han sabido trabajar unidos para promocionar el destino, y eso ha influido muy positivamente en su demanda", ha alabado. A esto, ha dicho, hay que sumar que Vueling estaba preparada para cubrir esa demanda. En Madrid, ha apuntado el presidente de Aena, Iberia Express debería jugar ese mismo papel. Además, ha asegurado, hay compañías que se han interesado en la posibilidad de abrir base en Madrid, según Vargas.

Aena también ha insistido en señalar la mejoría de las cuentas de Aena. Vargas ha recordado que en 2013 calculan que terminarán con un beneficio de explotación (ebitda) de 1.491 millones de euros, frente a los 1.189 millones del año pasado. La deuda neta estará en unas 7,8 venes el ebitda, frente a las 14 veces que registraba en 2011. Y el beneficio se podría acercar a los 380 millones de euros, frente a las pérdidas registradas hasta ahora.