Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr denuncia la “toma” del aeropuerto de Murcia por la Guardia Civil

El grupo dice que el Gobierno regional intenta apropiarse del aeródromo, cuyo contrato rescindió

El Ejecutivo regional alega que la constructora se niega a hacer un inventario

Vista del aeropuerto de Corvera en Murcia.
Vista del aeropuerto de Corvera en Murcia. Promoción

Sacyr ha denunciado que el Gobierno regional "ha tomado" el aeropuerto internacional de Murcia, cuya explotación se adjudicó en su día la constructora, para lo que no ha dudado en desplegar a efectivos de la Guardia Civil. La constructora ha dirigido un escrito al Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM) en el que alega su situación de “indefensión” y pide tutela judicial ante la intención del Ejecutivo del popular Ramón Luis Valcárcel de “expropiar” el aeródromo.

El grupo exige al Tribunal medidas cautelares para que sea un magistrado el que decida la gestión de las infraestructuras mientras finaliza el proceso de rescisión del contrato y la liquidación del mismo, según señaló un portavoz de la constructora. El grupo lidera el consorcio que en julio de 2007 se hizo con el proyecto de construcción y explotación del aeropuerto de Corvera, aunque el Consejo de Gobierno de la Comunidad decidió rescindir el contrato de forma unilateral el pasado 13 de septiembre, alegando que el consorcio había incumplido su obligación de apertura del recinto.

Unos días después el consorcio adjudicatario solicitó preconcurso de acreedores para el aeropuerto, con el fin de contar con un máximo de cuatro meses para renegociar la deuda de 200 millones de euros que soporta el proyecto.

Sacyr denunció ayer que el director general de Transportes, Antonio Sánchez-Solís, acompañado de efectivos de la Guardia Civil, se personaron ayer en las instalaciones alegando que no podían permitir que se sacara ningún material de las mismas. La constructora argumenta que no existe ninguna urgencia en adoptar esas medidas de control, pese a la rescisión de contrato, que está pendiente de un recurso. Y considera que la intención del Ejecutivo regional es la de una “expropiación” similar a la que realizó el Gobierno argentino con la YPF de Repsol.

Una versión muy distinta de la que aporta el Gobierno regional, que asegura que en la tarde del martes recibió el aviso de que personal de la empresa estaba retirando de las instalaciones del aeropuerto material de equipamiento perteneciente a la Administración, en concreto, dos escáneres de maletas. Ante esta circunstancia, en palabras del director general de Transportes, Antonio Sánchez-Solís, el Ejecutivo murciano se vio “en la obligación de solicitar la colaboración de la Guardia Civil para impedir que se lo llevaran” para “salvaguardar los intereses de los ciudadanos”.

Ayer por la mañana, ante la negativa de Sacyr de permitir realizar el inventario de todo el material del aeropuerto, operación necesaria para liquidar el contrato, el Ejecutivo de Valcárcel volvió a solicitar la actuación de la Guardia Civil y pudo comprobar que no faltaba nada.

 Sacyr, a través de una notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), indicó que sopera impugnar la decisión del Gobierno regional y solicitar la indemnización que le corresponda por "los daños y perjuicios ocasionados" por la decisión.