Francia lanza un plan decenal para resucitar su industria

Hollande y Montebourg presentan 34 ideas innovadoras “made in France” para garantizar el futuro económico El Gobierno socialista afirma que el proyecto garantizará hasta 480.000 empleos

El ministro francés de Recuperación Industrial, Arnaud Montebourg, en la rueda de prensa de esta mañana.
El ministro francés de Recuperación Industrial, Arnaud Montebourg, en la rueda de prensa de esta mañana. E. FEFERBERG / AFP

Alta velocidad, aviones eléctricos, coches híbridos, nanotejidos, biocarburantes… Francia tiene un plan para reactivar su decadente industria, crear nuevo valor añadido y generar, según ha afirmado este jueves el Gobierno socialista, hasta 480.000 empleos en 10 años. El programa, bautizado como Nueva Francia Industrial, ha sido presentado en el Elíseo por el presidente de la República, François Hollande, y por el ministro de Recuperación Industrial, Arnaud Montebourg, conocido como El Desglobalizador, que irónicamente ha dado forma al plan con la ayuda de la consultora multinacional McKinsey. La “reconquista industrial” desarrollará 34 productos y sectores innovadores, y contará con 3.700 millones de inversión pública.

En su discurso, Hollande ha dicho que el plan debe ser la tercera revolución industrial francesa y permitirá al país competir en la nueva época de la globalización con los países emergentes. El presidente ha dicho que la nueva política industrial no es "ni liberal ni intervencionista, ni renana ni anglosajona, sino francesa y pragmática".

Por su parte, Montebourg ha desvelado con gran pompa mediática los 34 negocios “más prometedores” de la industria nacional que se beneficiarán de las subvenciones y ayudas estatales. La idea de partida, ha explicado, consiste en retomar la prestigiosa tradición de ingenieros e inventores franceses para “recolocar a Francia en la economía globalizada”.

Más información

“El objetivo de los 34 planes es hacernos más fuertes, poniendo al servicio de la innovación nuestros recursos tecnológicos, industriales, económicos, humanos y financieros”, ha añadido el activo y polémico ministro, que fue candidato a las primarias presidenciales del Partido Socialista.

Sectores con futuro

Los tres grandes ejes del plan decenal han sido definidos personalmente por Hollande siguiendo las promesas de su campaña electoral: transición energética, sanidad y tecnología digital. Montebourg ha explicado que la consultora Mckinsey ha ayudado al ministerio a “definir los puntos fuertes de la industria” y a “identificar las bases para salir a la conquista de nuevos mercados aprovechando los cambios en los hábitos”.

Según las estimaciones de McKinsey, que Montebourg considera “realistas pero voluntaristas”, los 34 planes industriales servirán para crear 480.000 empleos nuevos o mantenerlos allá donde están amenazados, y al cabo de 10 años habrán supuesto 45.000 millones de euros de valor añadido y 18.000 millones de exportaciones suplementarias.

Entre los sectores y productos elegidos, destacan el coche que consume dos litros cada 100 kilómetros; la alta velocidad del futuro, los vehículos sin piloto, el avión eléctrico, los tejidos innovadores, la madera, la química verde, las redes eléctricas, la robótica, el digital, la biotecnología médica y la nanoelectrónica.

Pero según Montebourg, la gran innovación será el método de trabajo. La mayoría de los 34 planes tendrá al frente un industrial del sector privado que será “el director de orquesta” y deberá formar un equipo y coordinar sus decisiones con el Estado. El Gobierno se encargará de legislar, decidir la fiscalidad, hacer encargos y financiar las inversiones. Hollande se ha comprometido a aportar un máximo de 3.700 millones de euros, confiando en que el sector privado colabore y aumente esa cifra.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50