Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU eleva al 2,5% el crecimiento de su economía durante el segundo trimestre

El país avanza ocho décimas más respecto al dato anticipado hace un mes

Empleados trabajan en la planta de Ford de Chicago. Ampliar foto
Empleados trabajan en la planta de Ford de Chicago. EFE

Estados Unidos revisó al alza el ritmo con el que se expandió su economía en el segundo trimestre, a una tasa anualizada del 2,5%. Eso supone un incremento de ocho décimas respecto al dato anticipado hace un mes por el Departamento de Comercio; y eleva el repunte en más del doble si se compara con el 1,1% registrado en el primer trimestre. Aún siendo un avance sólido, está por debajo del crecimiento potencial.

Se trata de la segunda lectura del indicador, pendiente de una tercera para ser definitiva. Wall Street esperaba una revisión al alza, hasta el 2,3%. El dato podría dar más argumentos a los miembros de la Reserva Federal con ansias de empezar a reducir los estímulos cuanto antes. La gran mayoría comparte que debería suceder a final de año. Pero la mitad quiere dar el paso con cautela.

Ahora, además, contribuyen a elevar la incertidumbre la tensión geopolítica por Siria y el bloqueo de la negociación fiscal en Washington, que amenaza con dejar al Gobierno de EE UU sin efectivo para operar ya a mediados de octubre. Pero como señalan desde la Reserva Federal, será la evolución de los datos económicos los que determinarán movimientos futuros.

Precisamente uno de los motivos por los que la economía no rinde mejor es por el lastre fiscal, ya que la falta de acuerdo en el presupuesto obligó a acometer una serie recortes en el gasto público. El crecimiento medio de EE UU está en el 3,3%, pero necesita hacerlo cerca del 5% para tener un efecto real en el paro, que en julio bajó al 7,4% por una contracción del mercado laboral.

El detalle del indicador del PIB muestra que gran parte de la revisión se atribuye a una mejora de la balanza comercial. Las exportaciones avanzaron entre abril y junio a un ritmo mayor del previsto, mientras que las importaciones tuvieron un incremento menos. También crecieron los inventarios más rápido de los esperado por el Departamento de Comercio.

El resto de los componentes no variaron mucho, y eso invita a analizar la evolución del PIB con distancia. El consumo privado, del que depende dos tercios de la economía, se mantuvo en un crecimiento del 1,8%. En el primer trimestre lo hizo un 2,3%. El gasto público cayó, entre tanto, un 0,9%, en este caso más del doble de lo que se dijo en la primera lectura.

Aún así, se considera que la economía de EE UU está esquivando mejor de lo esperado el efecto de las medidas fiscales. Pero como dijo el presidente Ben Bernanke, la normalidad está aún lejos. La atención de Wall Street se dirige ahora al dato de paro que se publicará el viernes de la semana próxima, el más importante antes de la próxima reunión de la Reserva Federal.