Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banco Sabadell vende inmuebles de CAM valorados en 89 millones de euros

La entidad vallesana rebaja a 355 empleados los afectados por el ERE temporal

Banco Sabadell ha vendido entre fondos de inversión un paquete de 953 inmuebles valorados en 88,9 millones de euros. La entidad evitó concretar cuánto ingresará por la operación pero aseguró que obtendrá plusvalías. Los activos procedían de Banco CAM y la operación se ha articulado a través de un vehículo de titulización: los inversores adquieren el cien por cien de los bonos vinculados a ese instrumento y se benefician de ventajas fiscales. Por su parte, el Sabadell logra limpiar parte de su balance al excluir ese paquete mientras que su gestora inmobiliaria, Solvia, mantiene la comercialización.

Según informó el banco, el 90% de los inmuebles incluidos en la operación son viviendas de segunda mano. El resto se reparte entre plazas de aparcamiento y trasteros. La Comunidad Valenciana concentra el 46% de las propiedades de la operación, un 9% en Murcia y sendos porcentajes del 7% en Madrid y Barcelona.

La entidad ha creado recientemente una dirección de gestión de activos con el objetivo de reducir su exposición al ladrillo. Según sus previsiones, este año venderá alrededor de 1.200 millones de euros. Fruto de la adquisición de CAM, el Sabadell se adjudició 6.000 millones de euros en activos, correspondientes a alrededor de 18.000 inmuebles. 

El banco recuperó este miércoles las negociaciones con los sindicatos sobre las condiciones del expediente de regulación temporal que presentó tras adquirir la red de oficinas de la antigua Caixa Penedès en Cataluña y Aragón. La dirección ha reducido el número de afectados a 400 a 355 personas, mientras que comunicó el cierre de 165 oficinas (se hizo con 462 cuando adquirió la red), especialmente en Cataluña.

Según los sindicatos, cada semestre pararían 355 empleados de oficinas diferentes, con lo que acabarán afectados 1.420 empleados. Los sindicatos consideran que la regulación planteada por la dirección no está justificada, después de que el banco presentara el pasado año unos resultados con 123 millones de euros de beneficios.