Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ejecutivos de BlackBerry estudian la posibilidad de vender la compañía

Un comité especial tanteará posibles alternativas estrategicas para dar un vuelco a los resultados

Presentación del sistema operativo 'BlackBerry 10', en Nueva York.
Presentación del sistema operativo 'BlackBerry 10', en Nueva York. AFP

Que BlackBerry va mal es una obviedad. Pero no parecía serlo para la ejecutiva de la compañía, que confiaba con sus nuevos teléfonos recuperar el paso en el negocio de la computación móvil. Ahora la sociedad canadiense admite que necesita dar un vuelvo a la situación y decide crear un comité especial que estudie las diferentes alternativas estratégicas, incluida su venta.

La semana pasada, los títulos de BlackBerry subieron de golpe un 10% ante la posibilidad de que la firma electrónica estuviera contemplando la posibilidad de retirarse del Nasdaq para poder reestructurarse sin la presión de los inversores. Por su parte, Thorsten Heins, el consejero delegado, señaló tras ponerse al frente que podía plantearse vender algún activo.

Pero la última maniobra del Consejo de Administración lleva todo esto un paso más adelante, lo que gustó en Wall Street, donde los títulos volvieron a apreciarse cerca de un 6% a media jornada. BlackBerry está buscando, casi a la desesperada alternativas para volver a ser algo en un mercado que dominó y que ahora se reparten entre el iOS de Apple y el Android de Google.

BlackBerry presentó su nuevos teléfonos Z10 y Q10 a comienzos de 2013, buscando ganar cuota de mercado. No lo consiguió. Ahora se lleva un 3% de las ventas totales de móviles interactivos, frente al 50% hace solo cuatro años. Con estas cifras, la ejecutiva de la tecnológica de Waterloo (Ontario) tenía pocos argumentos para seguir evitando la realidad de la industria.

Las alternativas estratégicas, de acuerdo con la nota emitida al regulador bursátil, van desde establecer alianzas, asociaciones y empresas conjuntas con terceros, hasta vender toda la compañía. El objetivo, afirman, es acelerar el desarrollo de BlackBerry 10, el nuevo sistema operativo. JP Morgan Chase es el banco de inversión elegido para explorar las opciones.

Los continuos rumores sobre el futuro de la compañía y la posibilidad de que sea adquirida permitieron, sin embargo, elevar el precio de la acción un 25% en el último año. Sin embargo, valen un 95% menos si lo que se toma como referencia es el verano de 2007, momento en el que salió a la venta el iPhone de Apple. La firma de Cupertino presentará el nuevo modelo en septiembre.

BlackBerry presentó a final junio sus resultados trimestrales. Los ingresos subieron un 15%, a 3.100 millones. Pero se anotó una pérdida de 84 millones, frente a ganar 98 millones un año antes. La ventas de los dispositivos BB10 avanzan mucho más lentas de lo esperado. En su última intervención pública, Heins insistió que la compañía está aún en la fase inicial de su transformación.