Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos sanciona a JP Morgan por manipular el precio de la electricidad

La entidad alteró los índices en beneficio de las posiciones que tomaban en el mercado

La sanción asciende a 309 millones, por debajo de la aprobada para Barclays

El regulador del mercado de la energía en Estados Unidos ha sancionado finalmente a JP Morgan Chase con una multa de 410 millones de dólares (309 millones de euros al cambio) tras acusarle formalmente de haber manipulado el precio de la electricidad en California y otros Estados del medio Oeste. Hace dos semanas se aplicó una reprimenda financiera similar a Barclays, aquella por valor de 453 millones de dólares (340 millones de euros).

En los dos casos, la Comisión Federal de Regulación de la Energía (FERC, por sus siglas en inglés) explica que los bancos manipularon con “intencionalidad” los índices de los precios de la electricidad para sacar provecho de las posiciones que las entidades estaban tomando en el mercado. Estas prácticas acababan condicionando al alza las tarifas de los usuarios. La sanción a JP Morgan se desglosa en 285 millones de dólares en concepto de la multa propiamente dicha y 125 millones adicionales para zanjar las alegaciones.

La sanción representa en todo caso menos de un 0,5% de los ingresos del grupo bancario, el mayor de EE UU por activos. La investigación llevaba abierta más de dos años. El operador de la red eléctrica en California denunció entonces que Wall Street estaba recurriendo a estrategias de mercados “abusivas”. La entidades implicadas insisten que sus operaciones fueron legítimas.

La manipulación de JPMVEC, siglas en inglés de la filial energética de JP Morgan, tuvo lugar entre septiembre de 2010 y noviembre de 2012. Tras la sanción a Barclays se especuló con que el banco podría pactar un arreglo por un valor cercano a los 1.000 millones. El viernes, JP Morgan anunció que abandona el mercado “físico” de las materias primas por la presión de los reguladores.