Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia suspende la subasta de vuelos a Nueva York por el colapso de la web

La aerolínea dice que se vio desbordada por la cantidad de peticiones para participar en la promoción, por la que ofrecían 232 billetes cuyo precio bajaba cinco euros cada segundos

Un avión de Iberia en Madrid-Barajas
Un avión de Iberia en Madrid-Barajas EFE

"Os pedimos disculpas a todos los que estabais deseando participar en nuestro social flight y no lo habéis conseguido. Las millones de peticiones recibidas en los primeros minutos han colapsado los servidores y no podemos continuar". Con este mensaje colgado en la red social Facebook la promoción que Iberia había preparado para llenar un avión a Nueva York con billetes subastados quedó suspendida. El problema no lo registró la página web habitual de la compañía, sino en una aplicación a través de la cual se celebrara la promoción, ha aclarado la empresa.

Los internautas mostraron su disgusto contestando al mensaje de Iberia y criticando lo que consideraban un engaño, ya que finalmente no pudieron participar en la subasta, pero sí habían cumplido los requisitos para participar, entre ellos, aceptar el acceso de Iberia en su red de amigos de Facebook.

La aerolínea había anunciado una promoción para conseguir billetes a Nueva York a través de una subasta a la baja, de forma que el precio de partida iba reduciéndose cada segundo hasta que un cliente decidiera comprarlo. El precio de partida de cada uno de los billetes era de 600 euros, que se irían reduciendo 5 euros cada segundo, hasta que alguien decidiera aceptar la oferta, momento en el cual saldría a la venta otro asiento. Y así sucesivamente, hasta que se agotaran las 232 plazas a la venta, como máximo, durante dos horas.

"La acción la reanudaremos a través de nuestro canal en Facebook cuando tengamos la seguridad de que no se dan problemas técnicos. Os informaremos en su momento. Mientras tanto, reiteramos nuestras disculpas y os agradecemos vuestro interés en nuestra acción", pidió la compañía. Según informó la empresa, la entrada masiva de clientes a la subasta no tiene precedentes en ninguna acción promocional y superó sus previsiones.

Aunque la empresa asegura haberse visto desbordada, en las bases de su promoción ya se cubría ante posibles problemas informáticos: advertía de que "no se hace responsable del mal funcionamiento de las redes de comunicación electrónicas que impidan el normal desarrollo del concurso por causas ajenas a la empresa y especialmente por actos externos de mala fe. Tampoco será responsable por los problemas de transmisión o pérdida de datos no imputables a la misma".