Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol recompra preferentes con una quita del 2,5% y la mitad en obligaciones

La petrolera dispone de unos 3.000 millones de euros en este tipo de productos

El Consejo de Administración aprobará la medida el viernes

Una mujera, ante la sede central de Repsol en Madrid.
Una mujera, ante la sede central de Repsol en Madrid. Reuters

La petrolera Repsol ha anunciado una operación de recompra sobre sus participaciones preferentes. El canje se realizará a través de un pago en efectivo de 475 euros por título y la entrega de obligaciones de Repsol de 500 euros de valor nominal, con un tipo de interés nominal del 3,5% anual, pagadero trimestralmente, y vencimiento a 10 años. Esta relación implica una quita del 2,5%.

"La propuesta de recompra de las Participaciones Preferentes —de 1.000 euros de valor nominal— que se someterá a la consideración de su Consejo de Administración mañana viernes, 31 de mayo de 2013, incluirá un pago en efectivo de 475 euros por título y la entrega de obligaciones de Repsol de 500 euros de valor nominal, con un tipo de interés nominal del 3,5% anual, pagadero trimestralmente, y vencimiento a 10 años", afirma Repsol en un comunicado.

La petrolera dispone de unos 3.000 millones de euros en preferentes y ya a lo largo del pasado año anunció que estudiaría el lanzamiento de una oferta para los poseedores de estas participaciones. Con el canje propuesto, la petrolera devolverá el 97,5% de lo invertido en preferentes, es decir 2.925 millones de euros, de los que 1.425 millones se pagarán en efectivo.

La operación se someterá al consejo de administración de este viernes, día 31 de mayo, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este consejo se reúne con anterioridad a la Junta General Ordinaria de accionistas que tendrá lugar ese mismo día.

La petrolera ya había avanzado hace unas semanas que el grupo estaba a punto de enviar a la CNMV un escrito con las condiciones del canje dejando claro que la solución nunca será dilutiva.