Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia anuncia siete años de cárcel para los evasores fiscales

Los socialistas lanzan una ofensiva legal que obligará a reembolsar hasta el 60%

La campaña no descarta las negociaciones para regularizar

El ministro francés de Hacienda, Bernard Cazeneuve.
El ministro francés de Hacienda, Bernard Cazeneuve. AFP

Francia dejó de ingresar el año pasado entre 60.000 y 80.000 millones por culpa de la evasión fiscal, según las estimaciones oficiales. En la víspera de la Cumbre europea que debatirá sobre el gran agujero negro que detrae un billón de euros anuales a las arcas de los 27 socios de la Unión, el Gobierno de François Hollande lanzaba su propia ofensiva contra el fraude y el blanqueo de dinero: la nueva ley endurecerá en junio el arsenal jurídico de Hacienda y aumentará las penas para los defraudadores; en los casos más graves, los contribuyentes tendrán que reembolsar al fisco el 60% de la cantidad disimulada, y arriesgarán una condena de hasta siete años de cárcel, según adelantó el Gabinete socialista.

El ministro de Economía, Pierre Moscovici, y el de Hacienda, Bernard Cazeneuve, salieron a escena de forma coordinada para negar que el Gobierno esté preparando una amnistía, un salvoconducto o una regularización fiscal. Aunque admitieron que los defraudadores que confiesen haber evadido impuestos podrán negociar las sumas que les reclame Hacienda durante “un procedimiento de derecho común”, los socialistas intentaron parecer inflexibles con el fraude mientras en la Asamblea Nacional echaba a andar la comisión de investigación que analiza el escándalo que protagonizó el exministro de Hacienda, Jérome Cahuzac.

En 2012 el fisco detectó y recuperó una bolsa de fraude valorada en 18.000 millones

“La finalidad no es hacer regalos a los exiliados fiscales, sino que estos vuelvan a pagar sus impuestos aquí”, explicó Moscovici durante una entrevista en televisión. Los datos oficiales muestran que, en 2012, mientras Cahuzac estaba al frente del ministerio, el fisco detectó y recuperó una bolsa de fraude valorada en 18.000 millones de euros. Pero Economía cree que “es posible mejorar” esas cifras endureciendo el aparato represivo. “Los defraudadores tendrán interés en declarar lo evadido porque si no lo hacen se jugarán una condena de hasta siete años de cárcel”, enfatizó Moscovici, quien aseguró que la ley será “todavía más dura” con quienes realicen y encubran actividades de blanqueo o “delincuencia financiera”, sin dar detalles.

Bercy, la sede parisiense de los ministerios económicos, prevé además aumentar los medios y atribuciones de la policía fiscal para que investigue “sobre las cuentas secretas depositadas en el extranjero”, incluyendo “escuchas, infiltraciones y detenciones durante un máximo de cuatro días”. Cazeneuve anunció además que destinará 50 inspectores nuevos a la lucha contra el fraude en septiembre.

La amenaza legislativa recuerda en el tono a las empleadas con los terroristas, pero el ministro de Hacienda introdujo un matiz importante al decir que “la aplicación del derecho común no es incompatible con que las partes negocien el montante del impuesto debido”, lo que sugiere que podría haber amnistías disfrazadas o personalizadas, y que el fisco prefiere recuperar de forma amigable una parte del dinero evadido a entablar largos e inciertos contenciosos legales.

100% de impuestos

La presión tributaria francesa, una de las más altas de Europa, contribuye a que muchos ciudadanos se identifiquen con los exiliados fiscales, algunos tan famosos y admirados como el actor Gerard Depardieu o como Bernard Arnault, el dueño de LVMH y el hombre más rico de Francia.

Según publica este martes el económico Les Echos, 8.010 hogares fiscales pagaron el año pasado al menos un 100% de impuestos sobre sus ingresos, como resultado de la contribución especial solicitada por el Gobierno de Hollande a las grandes fortunas y de la anulación temporal de algunas exenciones. Además 11.960 hogares pagaron más del 75% de sus ingresos, y 9.910, más del 85%. En 2011, bajo el mandato de Nicolas Sarkozy, 5.221 contribuyentes ya pagaron un 100% de tasas. La razón es que algunos no se acogían a la exención.

De cara a la cumbre del miércoles, París reafirma su voluntad de habilitar el intercambio automático de información dentro de la UE y con países terceros. Según recordó el titular de Hacienda, “la dinámica del diálogo con Suiza es positiva”, y un posible acuerdo “reduciría mucho el riesgo de evasión”.

Más información