Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empleo remonta en abril por segundo mes consecutivo gracias a la hostelería

La contratación en el sector explica el aumento en 51.077 ocupados de la Seguridad Social

El paro registrado en el antiguo Inem baja en 46.050 personas, hasta los 4,9 millones

La temporada alta del turismo se acerca. Y como cada año, eso se nota en el mercado laboral. En abril bajó el paro, el registro contó 46.050 desempleados menos y perdió el nivel de los cinco millones que había superado en febrero. La afiliación a la Seguridad Social creció en 51.077 cotizantes y quedó en 16,2 millones, según el Ministerio de Empleo. Estas cifras son todo un alivio en un mercado laboral tan deteriorado como el español, que se suman a la ligera mejoría de marzo. Pero el detalle de los números conocidos evidencia que el leve repunte del empleo está exclusivamente ligado a los contratos temporales que genera el turismo veraniego y no supone, ni de lejos, un cambio de tendencia definitivo que permita aventurar una mejora estable del mercado laboral.

Pocos datos como el de la afiliación en la hostelería, demuestran lo eventual de lo sucedido en abril. En esta rama de actividad, la Seguridad Social contó con 46.676 cotizantes más cuando el incremento total apenas fue de casi 5.000 nuevos afiliados adicionales. Hay otros números que apuntan en la misma dirección. Es el caso de las cifras desestacionalizadas, es decir, cuando a través de fórmulas matemáticas se depura de los efectos del calendario. Entonces el resultado es que la afiliación cayó en 23.492 personas y el paro subió en 17.663.

Fuente: Ministerio de Empleo
Fuente: Ministerio de Empleo

También las cifras de contratación apuntan que los empleos que se han creado en abril —y en marzo— son temporales. El mes pasado se firmaron 1,154 millones de contratos, un 11% más que en el mismo mes del año anterior. Pero la mejoría solo llega por el incremento de compromisos temporales (1,054 millones, un 14% más). De hecho, la contratación fija cayó en el 14% y quedó en 98.349 compromisos.

No solo la marcha de los contratos muestra que el empleo indefinido no levanta cabeza. Si se analiza la afiliación por ramas de actividad, tampoco la marcha de la industria ofrece síntomas muy esperanzadores. En este sector, es donde se dan tasas más altas de estabilidad en el empleo y precisamente en él se han perdido unos 7.000 afiliados. La construcción, por su parte, prosiguió con su caída. Perdió 2.000 cotizantes. Una pequeña caída, pero suficiente para que el sector que más ha retrocedido con la crisis pierda el millón de afiliados.

Ante la evidencia de esta cascada de datos, el Gobierno fija su atención mes tras mes en que la caída del mercado laboral en esta segunda recesión, se está desacelerando. “Se está frenando el ritmo de aumento del paro registrado, dentro de un contexto adverso de recesión económica”, subrayó la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo. Lo que sucede es que este freno ya se prolonga durante casi un año: el mes pasado la subida anual del paro era del 5,16%; en mayo del año pasado el incremento era del 12,5%. Una cadencia muy lenta para un mercado laboral que soporta tasas de desempleo muy altas (27,16% según la última EPA, el mejor termómetro del mercado de empleo) y acumula más de cinco años de caída, prácticamente sin descanso.

“La evolución este mes de abril es sustancialmente más positiva que el año anterior, lo que acredita que el escenario es de mejoría de afiliación que esperamos sea sostenida en los próximos meses”, apuntó el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, en la misma línea que Hidalgo. No obstante, Burgos no comparó lo sucedido este año con lo que sucedió en 2011 o 2010, cuando abril fue el mejor mes para el empleo. La diferencia entre lo sucedido entonces y ahora es que España está inmersa en una salida muy lenta de la recesión y hace dos años, el país estaba al borde de retomar la senda de la creación de empleo, un camino que se truncó por el retorno de la crisis de deuda y la amenaza de ruptura del euro.

Parte de la mejora en la afiliación llegó por el incremento de las altas de autónomos. En abril hubo 11.915 más, un dato que ATA, la asociación mayoritaria de este colectivo, destacó como el mejor de toda la crisis. Entre las causas que lo explican, puede estar las medidas que contiene el plan de empleo joven, que contempla entre otras que los menores de 30 años que se den de alta como autónomo paguen los primeros meses 50 euros de cuota, frente a los más de 250 que supone la cotización mensual mínima.

Vistos los nuevos datos del mercado laboral, las direcciones de UGT y CC OO, que mantuvieron una reunión conjunta y extraordinaria, reclamaron de nuevo al Gobierno un gran pacto político y social para reactivar la economía y generar empleo. “Estamos ante una situación de emergencia”, incidieron. Por su parte, CEOE y Cepyme, en línea con el argumentario del Gobierno, destacaron en el encabezado de su comunicado que “el paro registra una cierta ralentización en la destrucción de empleo”. A pesar de esto, la patrona reclamó medidas que “permitan recuperar la confianza, aumentar la competitividad empresarial, estimular la actividad económica y mejorar el marco sociolaboral”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información