Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Merkel y la oposición aplauden el acuerdo sobre Chipre

La canciller valora que “obliga a los que causaron los problemas a asumir responsabilidades"

Schäuble admite en referencia al futuro de Chipre que “el camino no va a ser cómodo”

La canciller alemana en un centro social.

La canciller Angela Merkel ha celebrado como “apropiado” el acuerdo alcanzado para el rescate de Chipre. El resultado, ha dicho este lunes durante un viaje a Baviera, “obliga a que asuman sus responsabilidades quienes han contribuido a causar los problemas”. Merkel remachó: “así es como tiene que ser”. La jefa del Gobierno alemán sostuvo que los bancos chipriotas tendrán que responder por sus actividades previas a la crisis y añadió que Chipre “puede contar con la solidaridad” de sus socios europeos. El rescate pactado en la madrugada del lunes contempla créditos a Chipre por 10.000 millones de Euros que le evitarán la bancarrota, pero obliga al país mediterráneo a liquidar su sistema bancario y, de este modo, remodelar drásticamente el modelo económico de un país cuya principal industria era la financiera. La Unión Europea, aseguró la democristiana Merkel (CDU), “apoyará” a Chipre en las dificultades que le esperan en los próximos años.

También su ministro de Hacienda Wolfgang Schäuble, admitió en una rueda de prensa que “el camino no va a ser cómodo”, aunque aseguró que se ha elegido “la mejor vía posible”. El Ministro se dijo “confiado” en que la Cámara baja parlamentaria alemana (Bundestag) aprobará en abril la contribución alemana al paquete de ayudas.

El líder parlamentario el principal partido de la Oposición, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier (SPD), se mostró de acuerdo en dejar la votación para las últimas semanas de abril. Hasta entonces espera poder estudiar los detalles del acuerdo, que se fijarán en el memorándum de entendimiento entre la troika de acreedores (el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los socios europeos) y el Gobierno chipriota.

La reacción socialdemócrata ante el resultado anuncia una mayoría más que suficiente en el Bundestag para el rescate chipriota. Steinmeier sostuvo que el acuerdo “se corresponde en lo esencial con lo que el SPD pedía desde hace tiempo”. El partido aplaude la implicación de los bonistas de los bancos y de los grandes depósitos en el rescate, así como que se respeten todos los depósitos menores de 100.000 euros. La principal crítica de Steinmeier fue hacia la gestión negociadora del Gobierno alemán: “este resultado se podría haber logrado hace una semana”. Culpa a Merkel y a Schäuble de este retraso. Es una acusación poco dañina.

Los socios de Merkel en su coalición de centroderecha, los liberales del FDP y el partido hermano bávaro de la CDU en Baviera (CSU), también dan su apoyo provisional al plan de rescate. El liberal Otto Fricke dice que “no despierta entusiasmos en el Grupo parlamentario del FDP, pero es necesario para estabilizar la Eurozona”. El jefe de la CSU y primer ministro bávaro, Horst Seehofer, expresó un “optimismo cauteloso”.

Merkel, por su parte, rechazó las críticas sobre la sostenibilidad del rescate, limitado como exigía su Gobierno a 10.000 millones de euros. Según diversos análisis, el plan podría fracasar ante la previsible debacle económica que amenaza a la isla mediterránea tras la liquidación de su sector bancario. Como ya sucedió tras el primer rescate griego en 2010, Chipre podría requerir muy pronto nuevas ayudas europeas para evitar la bancarrota.

La canciller no se ha pronunciado sobre el tremendo daño a la imagen de Alemania inducido por la actitud negociadora de su Gobierno. La exhibición indisimulada de la hegemonía alemana en la Eurozona ha provocado una ola de críticas en toda Europa que se ha percibido con más claridad que nunca en Alemania. En ocasiones anteriores, los ataques desde fuera han reforzado la imagen doméstica de la canciller. De momento, todo indica que esta vez será igual.

Más información