Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú ayudará a Chipre si le informa de las inversiones de los clientes rusos

Ya ha recibido 2.500 millones de Rusia y tiene pendiente otro crédito de 5.000 millones

Cartel de un banco ruso en Chipre que ofrece depósitos de alta remuneración, en noviembre de 2012.
Cartel de un banco ruso en Chipre que ofrece depósitos de alta remuneración, en noviembre de 2012. AFP

Ayuda a cambio de información. En este sentido iban ayer las primeras reacciones rusas ante las medidas anunciadas por el Gobierno de Chipre. De los 70.000 millones de euros depositados en cuentas chipriotas, el dinero ruso supone cerca de 20.000 millones, según la agencia oficial Itar-Tass, que cita una fuente en la Comisión Europea. La nueva carga fiscal que ha puesto Chipre a los depósitos puede costarles 2.000 millones de dólares a los rusos, según el servicio informativo Gazeta.ru. Este medio evaluaba en 18.300 millones de dólares los depósitos rusos en Chipre.

Al margen de estas estimaciones, medios bancarios consultados en Moscú, señalan que los depósitos rusos pueden haberse reducido de forma sustancial durante los últimos meses, dado que “la situación financiera de Chipre no era un secreto para nadie”. Es más, la fuga del capital ruso puede haber contribuido a precipitar los males financieros de ese país, señalaron los medios consultados. La cuestión que se plantea ante el capital privado ruso depositado en Chipre es saber si hay suficiente seguridad jurídica en Rusia para considerar su “repatriación”, manifestaron estas fuentes. Entre las incógnitas están: la cuantía, origen y futuro de los capitales depositados en Chipre y vinculados con las instituciones estatales rusas.

Nicosia ha pedido una prórroga de cinco años y una rebaja de los intereses sobre el crédito de 2.500 millones de euros que Rusia le concedió en 2011 al 4,5% de interés y por un plazo de 4 años y medio. En 2012, Chipre pidió otro crédito de 5.000 millones de euros sobre el que Moscú no ha decidido todavía.

Moscú quiere blanquear capitales de sus ciudadanos que invierten en Nicosia

El ministerio de Finanzas ruso está dispuesto a utilizar las dificultades financieras de Chipre para obtener información sobre los evasores de capital, según el periódico Kommersant. En un plan de medidas preparado por el ministerio de Finanzas para suplementar los ingresos del presupuesto nacional durante el periodo 2014- 2016 figura una propuesta para requerir datos a los países con baja carga fiscal a los que Rusia presta ayuda. La propuesta se refiere a información sobre empresas, fundaciones, consorcios rusos registrados así como las personas físicas y jurídicas de origen ruso que poseen cuentas en estos países.

La actitud del ministerio de Finanzas parece indicar que por lo menos un sector del Ejecutivo de la Federación Rusa quiere claridad sobre las cuentas de sus compatriotas en Chipre. En el acuerdo bilateral para evitar la doble imposición que entró en vigor en enero no figuraba una exigencia de información global como la que plantea actualmente el ministerio de Finanzas, sino solo intercambio de datos entre los servicios fiscales de ambos países a partir de un requerimiento concreto y con un fin determinado.

Hay inversores interesados en comprar el Cyprus Popular Bank y otras entidades

“Nuestro Gobierno debe ayudar a Chipre, porque Chipre es un importantísimo inversor extranjero en nuestra económica y si Chipre sufre, eso puede influir indirectamente en las inversiones en nuestro país”, dijo Anatoli Aksákov, vicepresidente del comité de Mercado Financiero de la Duma Estatal (cámara baja del parlamento) y presidente de la Asociación de Bancos Regionales, a la agencia Prime.

El diputado advirtió que, a cambio, Chipre debe “desnudarse” ante el Gobierno y el ministerio de Finanzas de Rusia, es decir desvelar su situación financiera, las medidas que piensa tomar y revelar los nombres de los rusos que tienen sus cuentas allí.

Aksákov no es miembro del partido gubernamental, pero sus palabras están en sintonía con la línea esbozada por el ministro de Finanzas, Antón Siluánov, quien el viernes dijo que Rusia pedirá a Chipre que suministre los datos de los beneficiarios rusos.

Siluánov se reunirá el próximo miércoles en Moscú con su colega chipriota, Mijalis Sarris, cuya visita a Rusia estaba prevista inicialmente para el lunes. Los rusos están interesados en comprar un paquete mayoritario de acciones del banco Cyprus Popular Bank y en un incremento de la participación en el Banco de Chipre, según medios chipriotas.