Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El banco malo prevé vender pisos y activos por 1.500 millones este año

Guindos anuncia que la Sareb está actualizando su plan de negocio, como pedía Bruselas

La sociedad completó el 28 de febrero sus recursos propios, que ascienden a 4.800 millones

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el Congreso.
El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el Congreso. REUTERS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado este martes en el Congreso que el banco malo prevé cerrar 2013, su primer año en marcha, con unas ventas por valor de 1.500 millones de euros. Además, ha anunciado que la dirección de la Sareb, que es el nombre con el que el Gobierno ha bautizado a la sociedad que agrupa a los activos problemáticos del ladrillo, está actualizando su controvertido plan de negocio, tal y como habían recomendado tanto desde Bruselas y el Fondo Monetario Internacional.

Sobre la base de los resultados se terminará de perfilar su plan de negocio, que prevé una estrategia específica para cada tipo de activo en función de su naturaleza y de su calidad crediticia, ha dicho el ministo. El banco malo anunció tras su creación que espera ganar 5.860 millones durante los 15 años de plazo que se ha impuesto para liquidar sus activos. Además, la estrategia pasa por vender los mejores inmuebles al principio y esperar a la mejora del mercado inmobiliario para deshacerse del resto.

Según ha explicado el ministro, el banco malo ha recibido 50.449 millones de euros de activos procedentes de las entidades nacionalizadas del grupo 1 y de las que han recibido ayudas públicas, las del grupo 2. Estos activos, que se corresponden con viviendas, suelo y créditos, tenían un valor bruto en los libros de las entidades de 106.581 millones, lo que implica que se han traspasado con un descuento del 52% de media. En concreto, gestiona 107.000 activos inmobiliarios, de los que 76.000 son viviendas vacías, 6.300 son alquiladas y 14.900 corresponden a suelo. Además, han sido transferidos 84.300 préstamos y 6.200 créditos.

En lo que se refiere a la estructura de capital, el banco malo completó el pasado 28 de febrero sus recursos propios, que ascienden a 4.800 millones, siendo un 25% capital y un 75% deuda subordinada. Dichos fondos propios suponen un 8% del balance de la Sareb, con lo que cumple el requisito acordado de capitalización mínima. Las aportaciones a los mismos fueron realizadas por un total de 27 inversores privados y el FROB, el fondo público para la reestructuración del sector. De los cuales, se encuentran 14 bancos españoles, entre los que no está el BBVA, 2 extranjeros, 10 aseguradoras, de las cuales 3 son extranjeras y una compañía eléctrica española.

Los socios privados han aportado el 55% del total, con 2.600 millones, y el FROB 2.200 millones, lo que equivale al 45%. Con ello, ha destacado el ministro, también se cumple el objetivo de que la mayoría del capital de la Sociedad fuera privado.

La sociedad, que ya ha nombrado tanto al equipo directivo como a sus consejos de administración, tiene contratadas actualmente a 60 personas, y ya ha iniciado su actividad comercial. Incluso, ha dicho el ministro, ya existen algunas operaciones pendientes de firma.

Además, Guindos ha avanzado que ya ha sido constituida la Comisión de Seguimiento de Sareb, con representantes del Ministerio de Economía, Hacienda, el Banco de España, la CNMV, el Banco de España y el Banco Central Europeo (BCE). Para el ministro, dada la magnitud de la Sareb, "es fundamental analizar y conocer con detalle los bienes y préstamos que componen su cartera de activos, algo por lo que se ha encargado "un detallado" proceso de revisión jurídica inmobiliaria y contable de cada uno de los activos.