_
_
_
_
_

La reevaluación del valor de Repsol hace perder 977 millones a Sacyr

La empresa señala que sin deterioros y provisiones hubiera terminado 2012 con beneficios La cifra es menor que el perjuicio de 1.604 millones con el que acabó el ejercicio anterior

La sede de Sacyr, en el paseo de la Castellana de Madrid.
La sede de Sacyr, en el paseo de la Castellana de Madrid.B. PÉREZ

La revisión por parte de Sacyr del valor de sus participaciones, especialmente del 10% que posee en Repsol, ha lastrado la cuenta de resultados de la constructora hasta hacerle terminar 2012 con unas pérdidas de 977 millones de euros, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La cifra es menor que el perjuicio de 1.604 millones de euros con el que terminó 2011. La empresa ha señalado que sin los deterioros y las provisiones Sacyr hubiera dado beneficios de 90 millones de euros.

Sacyr ha visto el valor de su participación en Repsol caer espectacularmente en 2012, tras la expropiación en abril de YPF, la filial de la energética española en el país sudamericano, por parte del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Ese mismo mes, las minusvalías de la constructora en Repsol se calcularon en 1.750 millones de euros. Los buenos resultados de la empresa presidida por Antonio Brufau el año pasado, en el que obtuvo unos beneficios de 2.060 millones de euros, han permitido a la constructora recuperar en parte esas pérdidas. Aún así, el precio de la acción de Repsol, 16,31 euros al final de la sesión del jueves, está lejos de los 24 euros a los que llegó a cotizar la energética a principios de 2012.

La constructora también ha indicado que la segunda mitad del año fue mucho mejor que la primera. La facturación del cuarto trimestre de 2012 fue de 964 millones de euros, un 21% más que en el mismo período del año anterior. Eso no ha impedido que el resultado bruto de explotación (ebitda) también cayera un 3,34% durante todo 2012, para cerrar en 506 millones de euros, aunque Sacyr ha señalado que la rentabilidad bruta (el margen de ebitda) creció del 13,7% al 14%.

El incremento del negocio en el exterior, del 24%, no ha servido para compensar el deterioro constante del mercado español, por lo que el volumen de negocio de la empresa terminó el año pasado en 3.613 millones de euros, un 5,4% menos que en 2011. Sacyr ya obtiene el 41% de sus ingresos fuera de España, frente al 39% de 2011.

Por sectores, el más perjudicado ha sido el de la construcción, que representa más de la mitad de los ingresos de la compañía. Este sector obtuvo unos ingresos de 1.975 millones de euros, un 19% menos que en 2011, lastrado por la mala situación del negocio en España y Portugal. La construcción fuera del mercado ibérico ya representa más de la mitad de los ingresos del área de edificación de Sacyr: un 52,3%, frente al 49% de 2011.

El volumen de negocio del sector de las concesiones también cayó, por un menor peso de las nuevas construcciones, aunque los ingresos por las concesiones ya operativas crecieron hasta los 160 millones de euros, un 13,8% más que en 2011. Los ingresos de Testa, la empresa de gestión de alquileres, se mantuvieron estables, mientras que los del negocio inmobiliario (Vallehermoso) y de servicios (Valoriza) crecieron.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_