El Gobierno y Bruselas se atascan sobre la valoración de las acciones de Bankia

El Ejecutivo insiste ante la Comisión en que el valor de los títulos supere los 0,01 euros Pese a los esfuerzos, Bruselas acabará imponiendo su criterio una vez más

El Gobierno español está en un callejón sin salida frente a la Comisión Europea sobre las pérdidas que se tendrán que imponer a los accionistas de Bankia, según han informado en fuentes cercanas a las conversaciones entre el Ejecutivo de Mariano Rajoy y Bruselas. La falta de avances en esta cuestión, advierten, podría retrasar el siguiente paso en el plan de rescate de la entidad nacionalizada y que ha recibido 24.500 millones de fondos europeos para llevar a cabo su saneamiento.

La entidad presentará mañana sus resultados de 2012, que según avanzó su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, rondarán los 19.000 millones de euros. Para cerrar la valoración habrá que esperar a marzo, cuando concluya la auditoría de sus cuentas.

Más información
Bankia se desploma tras el aviso de que habrá fuertes pérdidas
Reportaje: La larga agonía de Bankia
OPINIÓN: Una situación insostenible

Las desavenencias se centran en la valoración que el fondo del Estado para la reforma del sector, el FROB, debe dar a las actuales acciones de Bankia, que tiene como accionistas a BFA —que controla un 48% de su capital— y a cientos de miles de pequeños ahorradores. Decidir esta cantidad, que no irá más allá de unos céntimos, es imprescindible para llevar a cabo la ampliación de capital acordada en el plan de reestructuración de la entidad para dar entrada al FROB, que hace unas semanas ya advirtió a los accionistas de que se preparen para sufrir importantes pérdidas. Al mismo tiempo, BFA-Bankia espera dar cuanto antes este paso con vistas a centrarse pronto en el negocio.

El FROB cifró en diciembre el agujero contable del grupo en 10.444 millones y estimó el valor negativo de Bankia en 4.148 millones. Semejantes números rojos conllevarían una estimación negativa del grupo. Sin embargo, para que pueda seguir cotizando en Bolsa debe mantener un valor positivo, aunque este sea mínimo. Su permanencia en el parqué es necesaria con vistas al posterior canje de preferentes y de bonos de deuda convertible exigido Bruselas por el mismo principio de que los inversores deben pasar por caja para pagar la reestructuración.

A este respecto, el Gobierno está presionando a la Comisión para que el valor nominal de las acciones sea superior a los 0,01 euros que se fijaron en el caso del también nacionalizado Banco de Valencia, añade Reuters. El argumento que da para ello es que no son los pequeños accionistas de Bankia los culpables del deterioro de la entidad y, por tanto, no tienen por qué sufrir semejante recorte en su inversión. Hay que recordar que en el momento de salir a Bolsa pagaron 3,75 euros por acción.

Si el ajuste deja el valor nominal de la acción en 0,01 euros, los actuales accionistas verían diluida su participación al 0,13% de Bankia, mientras que si es de 0,1 euros sería del 1,3%. En cualquier caso, las fuentes citadas por esta agencia advierten de que Bruselas tiene, una vez más, las de ganar y que acabará imponiendo su criterio.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS