Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El euríbor de febrero abaratará las hipotecas en unos 63 euros de media

El índice cerrará el mes sobre el 0,580%, más alto que en enero pero menor que hace un año

El euríbor, el índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, abaratará en unos 760 euros anuales o 63 euros mensuales las hipotecas a las que le toque revisión en febrero. La rebaja tendrá lugar a pesar de que el indicador está en vías de anotarse su segunda subida mensual consecutiva tras disiparse la posibilidad de una rebaja de los tipos de interés por parte del BCE, que mantiene el precio del dinero en el 0,75% a la espera de que llegue la recuperación.

A falta de dos valores para cerrar el mes, el euríbor se sitúa en el 0,598%, tras ceder seis milésimas en tasa diaria, frente al 0,575% en el que cerró enero. A la espera de las oscilaciones que pueda sufrir en estas dos jornadas, el indicador podría terminar febrero por debajo del 0,580%. El repunte, en cualquier caso, se ha visto moderado por la evolución de las últimas dos semanas, en las que ha cotizado a la baja.

Para los que tengan que revisar su hipoteca con el dato de este mes, el dato que realmente importa es el de la comparación con respecto a febrero de 2012, que es lo que condiciona el precio de sus cuotas mensuales. Hace un año, el euríbor estaba en 1,678 puntos, con lo que la rebaja es de 1,08 puntos porcentuales. De cerrar el mes, la rebaja en la hipoteca rondaría los 63 euros de media al mes o 760 euros al año.

Con vistas al futuro está por ver si el frenazo que han registrado los mercados financieros en su recuperación en las últimas semanas hacen cambiar de opinión al presidente del BCE, Mario Draghi, que según defendió a principios de mes confía en que este avance se traslade a la mal llamada economía real a medio plazo. Sin embargo, las últimas previsiones de la Comisión Europea apuntan a que el regreso a la actividad será más lento de lo que se esperaba y que, aunque la Eurozona logrará dejar atrás la recesión ya este trimestre, será por la mínima y su regreso al crecimiento no está exento de riesgos.

Ante la falta de certidumbre sobre la recuperación, los analistas no descartan que el BCE vuelva a plantearse una rebaja de tipos en un futuro. Con ello, la Autoridad Monetaria del euro podría ayudar a relanzar la economía en tanto en cuanto no se espera un repunte grave de la inflación, el otro efecto de un descenso en el precio del dinero y cuyo control hay que recordar que sigue siendo la principal competencia del BCE.