Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Danone anuncia 900 despidos en Europa, incluyendo España

El grupo francés anuncia recortes pese a los beneficios y la subida récord de las ventas globales

Tienda Danone en Barcelona, en una foto de 2009.
Tienda Danone en Barcelona, en una foto de 2009.

El grupo alimentario Danone ha anunciado el martes su cuenta de resultados para 2012: 1.810 millones de euros de beneficios, prácticamente plano con respecto al año anterior. La caída de las ventas en Europa, del 3%, ha llevado al grupo francés a anunciar 900 despidos en el área administrativa y gestión, tanto en la matriz como en sus filiales en el continente, incluido España, donde suprimirá un total de 76 empleos.

La intención de la empresa es reducir a la mitad su plantilla de administrativos, entre otras medidas concentrando sus equipos para que se ocupen a varios países a la vez. Danone presentará el mismo martes los detalles de las medidas a los sindicatos franceses, aunque ha afirmado que privilegiará "la movilidad interna y las salidas voluntarias". Fuentes de la compañía han indicado que los sindicatos españoles serán informados "en los próximos días". La Bolsa de París ha acogido la noticia haciendo subir la acción de Danone, que cerró la sesión del martes con un alza del 2,21%.

"La caída de las ventas y la de los beneficios en Europa (de un 10%) es una situación insostenible, pero la superaremos", ha afirmado el director general de la empresa, Franck Riboud. No obstante, el propio director financiero de Danone, André Térisse, ha reconocido que los resultados han sido "mejores de lo esperado". El volumen de negocio de la empresa creció un 2012 un 5,4% en términos relativos con respecto al año anterior, marcando una cifra récord de 20.869 millones de euros. El beneficio se ha sostenido gracias al fuerte empujón de las ventas en Asia (que crecieron un 25,2%) y en el resto del mundo (un 14%).

Danone anunció el pasado día 14 una reordenación de sus actividades en España, con el cierre a finales de 2013 de su fábrica en Sevilla, donde trabajan 85 personas, y con el traslado de su producción a Aldaia (Valencia) y Tres Cantos (Madrid).