Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia aprueba la creación de un embotellador único español de Coca-Cola

Las siete empresas españolas que envasaban el producto se integran en una sociedad

Crean así la mayor industria del sector agroalimentario del país, con 3.000 millones de facturación

Botellas de Coca-cola en una tienda
Botellas de Coca-cola en una tienda Bloomberg

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha aprobado el proceso de integración de las siete embotelladoras españolas de Coca-Cola en España a través de una única sociedad que comenzará a desarrollar sus planes de negocio de manera conjunta. "La nueva sociedad, que tendrá su sede en Madrid y surge de la integración de siete empresas españolas —Casbega, Colebega, Cobega, Rendelsur, Begano, Norbega y Asturbega—, desarrollará también el negocio de fabricación y embotellado de productos de la multinacional The Coca-Cola Company en Portugal (Embotelladora Refrige)", ha explicado Coca-cola Iberia en una nota de prensa.

La nueva sociedad embotelladora, que según confirmó Coca-Cola todavía no tiene nombre, se convierte en la mayor industria del sector agroalimentario del país, con una facturación neta de 3.000 millones de euros. La compañía ha indicado que con esta decisión "queda culminado el proceso de integración iniciado hace aproximadamente dos años con el objetivo de fortalecer la estructura de negocio en España y Portugal a través de un modelo más eficiente en todos los niveles".

La aprobación de la CNC (anunciada por la propia compañía, pese a que todavía no hay un comunicado público del organismo) supone para Coca-Cola un "hito imprescindible en un proceso que ha cumplido escrupulosamente las etapas previstas y los motivos que favorecieron su puesta en marcha". La fusión ha sido un largo proceso de más de dos años para aunar los intereses de siete empresas con fuerte tradición familiar e intereses cruzados. Y antes de llegar a siete empresas, cada una ya había sufrido su propia reorganización societaria, ya que inicialmente llegaron a ser unas 40 las embotelladoras del producto.

El anuncio, señaló Coca-Cola, se realizó pese a ser domingo porque era el día en el que se hacía efectiva la autorización. Desde la compañía no explicaron los cambios que puede suponer la culminación de la unión para los actuales trabajadores o las distintas empresas que ahora se integrarán. En principio, explicó, todas las plantas seguirán funcionando. La compañía cree que con el plan ganan eficiencia. Uno de los objetivos de esta unión es el de ganar fuerza para competir en mercados extranjeros, por ejemplo, en Alemania, uno de los polos más interesantes en el sector del embotellado.

Dentro de la multinacional Coca-Cola, la llamada división ibérica es la segunda en volumen de ventas en Europa (14%), sólo por detrás de Alemania (16%), y la undécima en el mundo. Comercializa 24 marcas y 69 productos, y llega a más de 400.000 clientes.