Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja España y Banco Gallego, forzados a la venta o la nacionalización

El Estado determina que ambas entidades tienen un valor económico negativo

Caja3, Liberbank y BMN obtuvieron una valoración positiva

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) continúa, paso a paso, cumpliendo con lo estipulado por la troika, formada por la Comisión Europea, el BCE y el FMI, en el memorándum de entendimiento. Este viernes le tocó a las entidades del grupo 2, que son aquellas que tuvieron un déficit de capital en las pruebas de estrés de Oliver Wyman, de septiembre pasado y que no han podido subsanarlo por sus medios.

Tras ser auditadas y analizadas por bancos de inversión, el FROB ha determinado una valoración económica negativa para Banco Ceiss (creado por Caja España-Duero) en 288 millones y Banco Gallego, con 150 millones. Esta situación les fuerza a ser vendidas o nacionalizadas. En cambio, Liberbank ha dado un resultado positivo de 1.113 millones, Banco Caja3 de 370 millones y BMN, 569 millones.

El candidato mejor colocado para quedarse con Banco Ceiss es Unicaja, que lleva más de un año y medio analizando la entidad castellana. Sin embargo, ha sido imposible cerrar un acuerdo y obtener una valoración fiable por los fuertes cambios normativos que ha vivido el sector: dos reales decretos sobre provisiones, las pruebas de Oliver Wyman, la creación del banco malo y el debate sobre la valoración de las preferentes.

Ahora la mayor incógnita está en las preferentes. Ceiss tiene 1.400 millones en preferentes y subordinadas propiedad de unos 14.000 clientes muy cabreados que, dependiendo de la solución, pueden llevarse sus ahorros a otro lado. ¿Cuál será la quita que se aplique a estos activos? ¿A qué clientes hay que pagar y a quiénes no? ¿Quién hace esta criba? Todas estas preguntas abren dudas que influyen en la valoración final de la entidad y en el tiempo que se tardará en cerrar una solución final, según fuentes del mercado.

Incluso hay más cuestiones abiertas: las indemnizaciones por despido pactadas en Bankia han sido más caras de lo que muchos directivos esperaban. Esto ha descabalado los cálculos de los gestores que pensaban comprar las entidades y reducir plantilla.

El Banco Gallego también se enfrenta a su venta tras anotarle un valor negativo de 150 millones. Esta cifra supone que el grupo de accionistas privados, entre los que destaca Juan Manuel Urgoiti, ha perdido los 120 millones que colocaron. Lo mismo ha sucedido con una cantidad similar de Novagalicia. Novios no le faltan al Banco Gallego. Según fuentes del mercado, el portugués Banco Espírito Santo es el mejor colocado, pero también se han interesado el Sabadell y La Caixa. En una situación parecida está Caja3 (formada por la aragonesa CAI, Caja Círculo de Burgos y Caja Badajoz), en proceso de venta a Ibercaja. El hecho de que el FROB le haya dado valor positivo a la entidad hace más difícil que Ibercaja pueda pedir ayudas públicas para quedársela. Pero es más que incierto el futuro de Caja3 en solitario, lo que provoca que el Estado esté interesado en buscar un acuerdo.

En BMN el Estado tendrá un 65% del capital, tras realizar una inyección de bonos convertibles en acciones (cocos) que tiene cinco años para devolverlos. Por último, Liberbank espera evitar la entrada de dinero público con la salida a Bolsa en junio. El sector continúa con frentes varios abiertos.