Los investigadores siguen sin saber por qué falla el Dreamliner de Boeing

Un mes después de quemarse la primera batería del avión no se conoce el motivo Piden más tiempo y el modelo seguirá en tierra

En la imagen un Boeing 787 Dreamliner.
En la imagen un Boeing 787 Dreamliner.EFE

Un mes después de quemarse la primera batería de un Dreamliner en la bodega de un avión operado por Japan Airlines, los investigadores no conocen la causa. Es más, hablan de que necesitan aún varias semanas de trabajo, lo que significa que el nuevo avión de Boeing seguirá en tierra, con la consiguiente pérdida de ingresos para las compañías que ya lo operan.

La última puesta al día de la autopsia al sistema eléctrico del B787 se producía mientras uno de estos aviones volaba entre Fort Worth (Texas) y Everett (Washington) para poder seguir el comportamiento de las baterías en condiciones reales. Boeing había solicitado poder realizar más vuelos de prueba, petición que fue finalmente aceptada por la agencia de la aviación (FAA).

Era el primer despegue de un Dreamliner en tres semanas. De momento, lo que se sabe, es que el cortocircuito que inició el fuego en la batería del avión de JAL tuvo su origen en una de las ocho celdas que componen el dispositivo eléctrico, una pieza clave en la configuración de la aeronave porque le permite depender menos de los sistemas hidráulicos y neumáticos.

Más información

En el caso de JAL, el fuego tuvo lugar en tierra. En dos semanas, un incidente similar provocó un aterrizaje de emergencia de un Dreamliner de All Nippon Airways que llevó a los reguladores en todo el mundo a ordenar la suspensión de medio centenar de aviones operativos. Boeing no ha realizado desde entonces más entregas, pero sigue adelante con la producción.

Mientras se van acumulando Dreamliners en pista frente a la cadena de ensamblaje en Everett y Charleston (Carolina del Sur), lo único que descartan los investigadores es el daño mecánico externo a las baterías como causa. También que el fuego fuera fruto de un cortocircuito por contacto con otro componente. En otras palabras, todo apunta a que el problema es interno.

Como posibles causas, se revisa la carga de las baterías, su proceso de producción y se examina el diseño y la certificación del dispositivo. El fuego apareció dos veces cuando el Dreamliner no acumulaba 100.000 horas de servicio. Lo que esperaba el National Transportation Safety Board es que este tipo de episodios tuvieran lugar una vez cada 10 millones de horas de vuelo.

Deborah Hersman, responsable de la investigación, admite así que el proceso de certificación erró y por eso habla de revisarlo por completo. Boeing, entre tanto, trabaja en un nuevo diseño de la batería, tratando de buscar una solución transitoria que permita volver a volar a estos aviones hasta dar con un arreglo permanente que recuperar la fiabilidad total en el Dreamliner.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción