La inversión extranjera en la deuda sufre en 2012 su mayor caída en 16 años

La exposición de los no residentes baja en 56.800 millones, hasta los 224.662 millones Su peso sobre el total baja al 36,5% frente al 50,5% de finales de 2011, un mínimo desde 2003 La recuperación de los últimos meses no enjuga la caída sin precedentes de todo el ejercicio

La mejora registrada en los mercados en el último tramo de 2012, una recuperación motivada por el final del temor a una ruptura del euro, reavivó el apetito de los inversores por el riesgo, lo que benefició a España y a su deuda, que volvió a atraer capital extranjero. Sin embargo, la recuperación acumulada desde septiembre no ha sido suficiente para enjugar la repatriación masiva de capitales sufrida en la primera mitad del ejercicio. Por este motivo, el balance de todo 2012 muestra una caída récord en la apuesta de los no residentes por el papel del Estado.

Según los datos que publicó ayer el Tesoro Público, los inversores extranjeros redujeron su exposición de la deuda pública española en 56.800 millones en 2012, hasta los 224.662 millones. Este descenso, equivalente a una caída del 25%, no tiene parangón en toda la serie histórica, que arranca en 1995. El recorte, además, tuvo lugar mientras el conjunto del pasivo del Estado aumentó en un 10%, hasta marcar un máximo en 614.998 millones.

Más información
España logra una demanda récord tras pagar tipos altos
El Tesoro cerró 2012 con un colchón de 35.000 millones

En relación con el resto de inversores, el peso de los extranjeros sobre el total también se reduce con fuerza. Así, tras acabar 2011 por encima del 50%, en diciembre este porcentaje se situó en el 36,5%. En agosto, sin embargo, llegó a bajar al 33% al calor de las dudas sobre las finanzas españolas y el temor a que el país no pudiese seguir adelante sin un rescate de todo el Estado, extremo que al final no ha llegado a cumplirse.

Echando la vista atrás, hay que retrotraerse hasta 2003 para encontrar un cierre de año en el que el peso relativo de la inversión extranjera en la deuda pública haya sido inferior al 36,5% de 2012.

Sin embargo, la tendencia se ha invertido en los últimos meses del año y el Estado ha logrado volver a atraer el dinero de los extranjeros. Precisamente, según el Ministerio de Economía, los no residentes coparon el 60% de la última emisión de deuda, que fue la subasta sindicada de bonos a 10 años de hace una semana. Según los analistas, esto fue posible porque se ha diluido la percepción de riesgo que antes acompañaba al papel del Estado y, también, por los altos intereses que ofreció el Tesoro por sus títulos, lo que ayuda a superar las dudas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

En cuanto al resto de datos interesantes del recién acabado 2012, destaca que la banca moderó su exposición a la deuda soberana. Pese a los problemas derivados del fuerte vínculo existente entre el Estado y la banca, su exposición llegó a superar el 34%. En diciembre, no obstante, bajó al 31%.

Por otra parte, otro dato que apuntala la tesis de que ha regresado la calma sobre España, financieramente hablando, son los depósitos que las familias y empresas tenían en los bancos. Según el Banco de España, sus ahorros en poder de las entidades volvieron a aumentar con fuerza en diciembre, con un alza de 19.284 millones, hasta los 921.358 millones, en línea con el dato de finales de 2011. No obstante, habrá que ver qué efecto tiene la instrucción que ha dado el supervisor de imponer un tope del 1,75% a los intereses que ofrecen los bancos y antiguas cajas por el pasivo.

Por último, el Banco de España también informó ayer de que el traspaso de fondos desde las entidades nacionalizadas al banco malo trastocó sus estadísticas sobre el crédito. Por este motivo, el saldo vivo de los préstamos pendientes de devolver bajó en diciembre en 54.000 millones sin que ello suponga una merma en la financiación de las empresas y familias, matiza.

Fuente: Tesoro Público.
Fuente: Tesoro Público.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS